¿Te aplican el Benching? Averígualo con estas preguntas

Antes de averiguar si eres víctima o victimario, empecemos desde el principio del tema.

¿Qué es el benching?

Imaginemos que estás saliendo con una persona. Todo cool. Todo color de rosa. Están en la etapa de los mensajitos y de preguntar por el otro y así. Peeeero la cosa se pone rara.

A veces hablan súper bien; otras te deja en visto. Una veces te invita a salir, y otras sólo te da largas cuando quieres verlo/a otra vez. Unos días parece que va bien el asunto, y otros ni siquiera te habla. Se desconecta por completo de ti y piensas que ahí acabó la cosa, cuando de la nada regresa con un mensaje como si nada.

En resumen: no entiendes lo que pasa. Te quedas como “WTF. ¿Sí o no? ¿Quieres algo o no?”

La razón es porque te están aplicando el benching. Es decir, cuando una persona te da atención suficiente para que sigas ahí, pendiente, pero sin que realmente quiera algo más.  

Otra forma de explicarlo: es como si te tuviera en la banca, como jugador de repuesto en caso de tener nada que hacer o en caso de que la opción A ya tenga planes.

¿Es lo mismo que el ghosting? No. A diferencia del ghosting que es cuando te dejan de hablar sin ningún tipo de explicación y sólo desaparecen de la faz de la tierra, en el benching, a veces te dejan en visto y desaparecen, pero otras sí te hacen caso. Sólo para que sigas interesado mientras que ellos ven otras opciones.

En el benching todo es confusión. No sabes qué quiere porque te dan pequeñas atenciones y promesas para convencerte de que hay interés, pero nunca nada concreto ni nada serio.

¿Por qué aplican el benching?

Evidentemente cada caso es distinto, pero la mayoría de ellos se resumen en dos opciones:

1) Cuando la persona tiene más susodichos y está viendo si procede algo con alguno de ellos. Meanwhile, te mantiene a ti para ver con quién jala mejor el asunto, mantener sus opciones abiertas, o simplemente para no perder a su backup.

2) Cuando a la persona le gustas y todo, pero en realidad no quiere nada más serio. Está contento con una relación de a ratitos en donde él/ella sean los que pongan los términos: si te quiero ver, te escribo. Si no, ni te hablo.

¿Cómo saber si te aplican el benching?

Leído en Twitter por ahí:

Si te tienes que preguntar si le gustas, SI TE LO TIENES QUE PREGUNTAR, la respuesta es no.

¿Con esto decimos que lo mandes muy lejos, ya, ahorita mismo? No. Eso depende de ti. Si tú no tienes problema con que sea una relación cero seria, en donde se busquen de vez en cuando pero se la pasen bien, si es lo que te hace feliz, sigue. Sólo tú decides sobre tus relaciones.

Si al contrario no te sientes cómodo con que un día todo bien y al otro ni te pela, te recomendamos hablarlo directo. Lo mejor es decirlo para saber si hay alguna explicación. Y si no la hay y ya te diste cuenta que no es lo que quieres, ¡dile adiós!

Deja un comentario