Alex Guillén, Millioneir Music

Alex Guillen «Millioneir Music»: La ruta al éxito de un cantautor en 2019

Alex Guillen, mejor conocido bajo su nombre artístico Millioneir, es un cantante y compositor mexicano que convirtió su pasión por la música en su forma de vida. Alex tomó un salto que pocos artistas se atreven a dar: emprender en la industria musical y convertirse en músico de tiempo completo.

A pesar de los obstáculos e incertidumbres que implica hacerlo, nuestro chingón de la semana, con tan solo 27 años, ha logrado trabajar con artistas independientes como Urbano, Oscar Mont, Diego Bolela y los Outriders, así como en proyectos con disqueras, como su más reciente colaboración Netflix Valentine.

En entrevista exclusiva para ChíngaleDarling, Millioneir nos comparte cómo ha sido su trayectoria como músico, cuáles son sus próximos proyectos y qué consejos le daría a nuestros chingones que también tienen ganas de emprender un proyecto propio.

¡Checa lo que nos contó!

¿Primer acercamiento a la música?

Desde muy pequeño. Siempre estuve expuesto a la música gracias a mi papá.

El recuerdo más antiguo que tengo con la música es un estéreo viejo donde mi papá escuchaba a The Beatles, Led Zeppelin… , y me encantaba escucharlo con él, imaginarme que estaban tocando detrás de la bocina.

¿Momento en que supiste que querías emprender en la industria musical?

A los 12 años o 13 años. Desde esa edad sabía que la música era lo que me movía por dentro, sabía que era lo que me apasionaba.

La música era lo único que me llenaba de esa manera. Ahí fue cuando supe que quería aprender a tocar un instrumento, a cantar y a componer canciones.

¿Cómo fue el camino para lograrlo?

Empecé siendo autodidacta: aprendí guitarra por mi cuenta, aprendía de música como se me daba a entender. Depués, entré a clases particulares para aprender de manera formal.

Tomé un curso en Los Ángeles, California sobre composición. Fue un momento donde me confronté conmigo mismo porque había mucha gente buenísima, y yo llegué sin saber nada, siendo nadie. Fue un momento de duda. “¿Realmente me quiero dedicar a eso?”, me decía.

A pesar del difícil comienzo, ese curso me fue forjando, al estar con artistas con mucho más conocimiento que el mío.

Después de eso, tomé un diplomado en Music Business y seguí estudiando por mi cuenta. Hasta que audicioné para un taller de composición de la Sociedad de Autores y Compositores, ¡y me quedé! Estaba muy agradecido porque es muy competitivo para entrar; es el equivalente a una maestría. Tienes maestros que han ganado Grammys Latinos… ese es el nivel.

Me sirvió porque aunque en la práctica ya sabía hacerlo, no conocía ciertos tecnicismos. No era consciente del nombre de la técnica que ya aplicaba.

Creo que mi mejor maestro es la música en sí misma. Como compositor te pueden enseñar muchas herramientas y fórmulas, pero nada de eso importa si no tienes algo que decir con tu música.

El transmitir a través de una canción es la magia del compositor.

Nadie te enseña a encontrar lo que vas a decir como compositor. Eso lo vas aprendiendo con experiencias de vida, con decepciones, con amor, desamor, como momentos de felicidad…

En cuanto a trayectoria, me he presentado en el Roberto Cantoral, en festivales independientes


El proceso creativo

Generalmente busco un espacio en la mañana o en la noche que es cuando tengo mis momentos más creativos, aunque en realidad hay veces que puedo ir caminando y se me ocurre algo.

Cuando escribo para mi propia marca, trato de partir de una experiencia personal que me marcó, de una experiencia real. Y tomo mucho del R&B y del pop latino; mi música es una combinación de esos dos géneros.

Cuando compongo para alguien, la cosa es diferente; se trata de un traje a la medida. Trato de que el lenguaje sea a la medida de los artistas, que tenga su contexto, sus palabras, etc.

Próximos proyectos

Viene un proyecto muy fuerte con una televisora que pronto podré decir más. También estoy grabando un disco sobre un lugar muy oscuro donde estuve en una etapa de mi vida; será muy honesto sobre quién soy.

Creo que todos hemos estado en un lugar oscuro en algún momento de nuestra vida. Y está bien caerte en esa oscuridad porque si no, ¿cómo podríamos conocernos a nosotros mismos? Hay que caerse para luego recuperarse y encontrar un equilibrio entre luz y oscuridad.

¿La mejor parte de ser músico?

Dedicarme a lo que amo y ganar dinero a través de eso. Muchas personas no tienen esa oportunidad; me siento bendecido de yo sí poder hacerlo.

¿La peor?

Pasas muchos momentos de incertidumbre.

Como emprendedor pasas momentos en que no tienes ni un peso. Y no te puedes quedar ahí. Tienes que salir a buscar oportunidades. En ese momento es cuando te das cuenta que decidiste entrarle a esto y no hay de otra más que chingarle.

¿Mayor obstáculo para emprender en la industria musical?

Está muy monopolizado. Hay ciertos grupos y personas que tienen el poder de la industria. Omiten, opacan o eclipsan a muchos talentos. He visto gente que se queda en el camino.

La manera de superarlo es un 50/50: talento y contactos. Hay mucha gente talentosa, pero que no sale de su cuarto, que no se mueve. Debes enocntrar la manera de equilibrar tu talento con tu capacidad de saber relacionarse y de tener la inteligencia emocional para crecer como artista.

Consejo para los que inician

Haganlo con y por amor, no por dinero.

Mi consejo es sean constantes y disciplinados. Crean en lo que hagan. Sigan trabajando; no se detengan.


Cómo encontrar la disciplina en una industria tan controversial

La disciplina viene de tus valores. Si la educación que te dieron tus padres, si tus valores están firmes, esas distracciones no se vuelven un obstáculo. Debes tener tus bases puestas.

Alex en lo personal

  • ¿Músico que te inspira? En este momento, Zayn Malik, ex integrante de One Direction. Tanto por su voz como por sus letras, por su manera de plasmar sus creencias en sus canciones. No son letras vacías y comunica mucho con su música.
  • ¿Modelos a seguir? En R&B – Pop, mi modelo es The Weekend. Del lado latino, Mau y Ricky, hijos de Ricardo Montaner; Sebastián Yatra; Camilo.
  • ¿Amuleto de la suerte para subir al escenario? Un collar de triángulo con un círculo y una semicorchea. Es mi amuleto porque mi madre siempre me ha apoyado en todo aspecto. Mi mamá es uno de mis pilares más fuertes. Cualquier mexicano sabe que su mamá es la que está pendiente. El lado paterno siempre es más reservado.
  • ¿Canción favorita del momento? Scripted de Zayn Malik
  • ¿Cita perfecta? Amo la naturaleza. Entonces mi cita ideal sería en un lugar donde se vean las estrellas, en un bosque por ejemplo.
  • ¿Qué tipo de mujer te gusta? Mi tipo ideal es que sea alguien honesta, fiel a sus creencias, que sea exitosa, tenga sus propios proyectos.
  • ¿Lo que más te gusta de ti mismo? Mi constancia. Siempre he sido muy meticuloso y disciplinado.
  • Principal defecto. Mi dificultad de mantener el orden en mi cabeza. En mi mente siempre hay muchas líneas melódicas, muchas letras… La gente no lo sabe, pero cuando eres compositor tienes muchas cosas en la cabeza (risas)
  • ¿Ciudad favorita para vacacionar? Playa del Carmen, Playa Del Crimen como le dicen (risas), o Tulum.
  • ¿País además de México donde te gustaría vivir? Francia y España.
  • ¿Qué es lo que la mayoría de la gente suele pensar de ti y no es cierto? El famoso “creí que eras bien mamón”. Pero no (risas). Soy una persona cool.

Alex nos demuestra todos los días de que si le chingas, todo se puede. ¡Síguete inspirando a través de sus redes sociales!

Encuentra más historias de Chingones aquí.

Agradecimientos especiales a la cafetería/restaurante El Gallo Güero por ser la locación de esta entrevista.


Deja un comentario