Ventajas y desventajas de ser freelancer

Imagínate levantándote a la hora que quieres todos los días, sin que nadie te moleste, trabajar con tu perro al lado, una buena taza de café y pasándola bomba. Aunque la idea de vivir así es muy tentadora, la vida no es tan fácil, darling y hay muchas ventajas y desventajas de ser freelancer.

Cuando te independizas, te topas con la cruda realidad. Aunque hay mucha verdad en lo que se dice de ser freelancer, los aspectos negativos de tu chamba de antes, encuentran la manera de colarse en tu pacífico mundo freelance. Sí puedes colaborar con personas cool, dedicar tu tiempo a hacer lo que te gusta y que nadie te moleste; pero la gente negativa, los chismes, los que te quieren ver la cara y los clientes que no pagan, parecen reproducirse cuanto más independiente eres. Así que tienes que aprender a sacar los dientes, darling, y defender tu territorio.

Por eso, te dejamos las principales ventajas y desventajas de ser freelancer para que sepas a lo que te enfrentas cuando cortas el cordón umbilical del mundo laboral y saltas a la turbulenta vida independiente.

Ventajas:

Horarios como se te hinche la gana

Puedes trabajar a las 7 de la mañana, o mejor toda la noche hasta las 3 AM, o irte al cine a mediodía y regresar a darle. Como tú quieras.

Esta es la primer imagen que te viene a la cabeza cuando alguien te dice que es emprendedor@ y mueres de la envidia porque tú todavía tienes que despertarte a quitarte las lagañas y correr a tu trabajo godín con un pan tostado en la boca porque son las 8:40.

Habrá días en que te quedaste trabajando hasta tarde y te puedes levantar tarde la mañana siguiente, habrá otras en que tienes un compromiso en la tarde y puedes terminar todo tu trabajo antes de las 10 de la mañana. Tener la oportunidad de optimizar tu tiempo de la mejor manera es algo irremplazable. Solo no te confíes, porque muchas veces terminas siendo el peor administrador de tiempo del mundo.

Ventajas_Freelancer

Tu creatividad vuela porque puedes trabajar sobre distintos temas

Por tener varios clientes, un día puedes trabajar con una empresa de comida para perro, al otro con un gimnasio y al siguiente en un proyecto personal con tus mejores amigos.

Las puertas se abren y encuentras potencial en mil proyectos y personas. El mundo es tu parque de diversiones y acabas de encontrar un pase con acceso ilimitado.

No solo eso, ahora que tu mente, tus horarios y posibilidades están más abiertos que nunca, tu cabeza empieza a maquinar cosas que no creías capaz. Antes tenías las ataduras que de la empresa, o las solicitudes ridículas de tu jefe, que estaban mal, pero igual tenías que hacerlas. Ahora puedes hacer tus proyectos en tus términos, darling, sácales jugo.

Freelancer_Imaginación

Adiós, oficinas aburridas; hola, trabajar donde sea

Desde un co working, una biblioteca, un café, la sala de tu casa, el roof de tu edificio…y apenas estamos empezando, ahora puedes trabajar desde tu celular, así que el cine, el transporte, la casa de tus amigos, otro estado de la república, otro país, son una opción completamente viable.

Así empiezas a entender que el concepto de tener una oficina, tiene sentido solamente cuando eres una empresa que necesita tener a sus empleados bajo un mismo techo, pero el trabajo se puede hacer sin importar en dónde estés. Muchas veces, hasta trabajas mejor en los lugares más raros. Truman Capote decía que sus mejores obras las escribió en habitaciones de motel.

Encuentra los lugares que más te inspiran para sacar ese genio que llevas dentro. Cada quien tiene su mojo y sus gatillos que desatan su creatividad, así que busca tu spot ideal en la ciudad, el campo o la playa. Donde sea que tu trabajo descubre su mejor forma.

Puedes tomar tus vacaciones cuando quieras

Nada de jefes que atrasan tus vacaciones. Tú solito las apruebas. Incluso si tienes cosas que hacer, puedes trabajar desde cualquier lado o país al que hayas viajado.

El concepto de vacaciones toma otro sentido. Cuando estás en una chamba godín, te desespera no poder escapar de las paredes de la empresa, pero cuando eres freelance y tu trabajo te encanta, realmente nunca tomas vacaciones, porque siempre estás trabajando y mueres de ganas por regresar a la batalla en el mundo real. Tu trabajo ahora son las vacaciones de tus vacaciones.

Aún así, tener la libertad de tomarte ese viajecito a Cuernavaca entre semana con tus amigos, ya no es problema. Claro que puede que respondas algunos correos y mensajes en el camino, pero si te organizas bien, no hay viaje que no se pueda.

Tú tienes todo el crédito

Fue tu trabajo, tu presentación y tu crédito. Incluso, con los años, la gente te va reconociendo por ello. Nada de compañeritos que se adjudicaron tu documento o el clásico que presenta súper bien pero no hace nada y los jefes creen que él fue el creador de tanta belleza. ¡Nada qué!

Cuando eres freelance, obvio tienes todo el crédito, pero además vas construyendo una reputación con lo que has creado, te pueden empezar a conocer por tus increíbles ideas y a partir de ahí es una bola de nieve. Los clientes empiezan a caer.

Solo plis haz cosas que valgan la pena, así como te pueden conocer por cosas chingonas, también si haces cochineros.

Cuando un proyecto sale mal, no intentes de hacerte güey y aventar la papa caliente a otro lado, acepta tu responsabilidad, entiende la raíz del problema y mejora. Así hasta te acaba yendo mejor.

Recuerda que TODO el crédito es tuyo, el bueno y el malo. Si lo haces bien, siempre será a tu favor.

Desventajas

La inseguridad de trabajar por proyectos temporales

Unos meses llegan varios proyectos; en otros, pocos. Así la vida.

El mejor consejo que te puedo dar, darling, es que siempre estés buscando nuevos proyectos, algunos jalarán, otros no, pero no te quedaste con los brazos cruzados.

Si estás pasando por un mal mes, no te preocupes tanto, pero ponte las pilas para asegurar que salga algo pronto.

Si tuviste una buena experiencia con un cliente o con otro colaborador, contáctalos y ve si puedes sacar algo. Las buenas relaciones siempre generan chamba.

En un inicio, puede que no sea rentable

Inicias con pocos clientes, que puede que no te alcance el dinero.

Tienes que ser muy responsable con tus finanzas personales. Como está en el punto anterior, a veces tendrás dinero para tirar a la basura, a veces no tendrás ni para comprar bolsas de basura.

No derroches el dinero, intenta vivir con el mínimo que sabes que no tendrás problema en sacar mensualmente. No te metas en deudas o compromisos de mucho dinero a largo plazo. Clásico que te fue bien 3 meses, te compras coche nuevo, y al siguiente mes no te alcanza para la primera mensualidad. Los intereses son tu peor enemigo.

Síguele chingando e intenta formalizar al 100% todos tus bisnes. No porque seas freelance significa que trabajas sin contrato y por tiempo indefinido.

Aguantar a los clientes que se hacen pen… a la hora de pagar

Nunca falta el nefasto que se tarda aaaaños en pagar o el que mágicamente deja de contestar a la hora de pasar la factura.

Nuevamente, darling: contrato, contrato, contrato. El mundo es de los vivos y por eso hay tanta gente con dinero ahí afuera. El que se duerme se queda sin su cheque a final de mes.

Establece muy bien tus términos y condiciones a la hora de trabajar con alguien. No importa que sea amigo de tu papá o tu maestro, la gente tiene una capacidad nata para hacerse güey con la lana. Tienes que decir qué sí haces y qué no haces por el dinero que te están pagando.

¡Ponte chingón!

Es de vida o muerte quedar bien parado con los clientes

En el freelanceo gran parte de los clientes llegan por recomendación boca a boca. Aunque te caigan mal, de ellos depende que tú tengas ingresos mes con mes.

Hay muchos clientes canijos ahí afuera, pero esa es la forma en que se mueve el mundo. Algunos llegaron lejos por no dejarse de nadie, otros por aprovecharse de proveedores, pero lo que importa es que tu trabajo está ahí expuesto y listo para robar la atención de futuros clientes.

Siempre da tu mejor esfuerzo, hasta cuando las cosas no vayan bien. Termina todas tus relaciones laborales con una sonrisa y un trato cordial. Aunque sea frase de mamá preocupona, pero siempre deja las puertas abiertas.

Puede llegar a ser un trabajo solitario

No compañeritos godinez con quien compartir tus series favoritas 🙁 .

Debes recordar siempre intentar de trabajar con personas. Los negocios no se hacen tú contra tu computadora, los negocios se hacen entre personas. Mientras más colabores con amigos, compañeros, otros freelancers y más clientes, las puertas se seguirán abriendo.

Si haces esto, en el día a día tendrás interacción humana para que no enloquezcas. Lo peor que te puede pasar es que te quedes trabajando en tu casa y nunca hables con otras personas.

Mientras más social sea tu trabajo, mejor serán los resultados y más lana caerá en tus bolsillos. No te encierres, darling.

Seas freelancer,  godín, emprendedor, lo que quieras… ¡Chíngale todos los días!

Nota en colaboración con Mariana Rangel y Rafael Vázquez.

No te pierdas otras notas como estas.

Deja un comentario