Cómo hacer rentable una ONG o fundación

Cuando pensamos en un emprendedor, generalmente se nos viene a la mente el director de una gran compañía, una persona en busca de más ventas y más mercado para aumentar sus ganancias. Sin embargo, el emprendimiento es más que solo utilidades y dinero; también puede perseguir un objetivo social.

El emprendimiento social es una rama que se centra en cubrir necesidades sociales y busca transformar gradualmente la vida de los individuos. Es decir, como cualquier emprendedor, usa ideas, estrategias e innovación; la diferencia es que en vez de dinero, persigue un bien común.

Un emprendimiento social es como el caso de nuestro chingón de la semana: Pedro A. González. A través de su organización Kaanbal, que proporciona enlaces de conectividad a internet que alojan cientos de páginas de información educativa a localidades indígenas en Yucatán.

Ve la historia completa de Pedro A. González en nuestra entrevista exclusiva

El lucro no es el fin del emprendimiento social, pero eso no significa que deba olvidar el tema financiero. Cualquier fundación, organización de la sociedad civil u organización sin fines de lucro debe recaudar fondos que sostener su operación.

¿Cómo se le hace? ¿Cómo conseguirlos para sustentar los gastos de operación?

Campañas de donación vía internet

Estas campañas parten de la filosofía crowdfunding: que varias personas aporten a un mismo proyecto porque creen en él y quieren verlo hacerse realidad.

El internet ha facilitado este proceso. Ahora es posible llevar nuestras ideas a un mayor número de personas a través de plataformas digitales. Donadora es una de ellas.

¿Cómo funciona? Completas el formulario con la información de tu iniciativa social. Das a conocer quién eres, qué haces y por qué es importante. Una vez hecha, difundes tu campaña para conseguir donadores. El equipo de Donadora te acompaña en el proceso. Por último, al recibir los fondos, compartes los resultados con la comunidad para transparentar la donación.

También puedes iniciar campañas de donación en redes sociales o con un apartado específico en tu página de internet.

Eventos para recaudar fondos

Carreras, conciertos locales, venta de pasteles, ferias, torneos… Esta opción consiste en desarrollar un evento atractivo para el público.

Al conseguir la asistencia de personas, se gana dinero con el cobro de las entradas o con la venta de servicios y productos ofrecidos durante el evento. Las opciones son interminables: puedes tener un precio fijo por boleto, puedes generar varias experiencias para que los boletos VIP se vendan a otro precio, puedes dar la entrada gratis y esperar las ganancias del consumo durante el evento, etc.

Venta de expertise (seminarios, talleres)

Como emprendedor social, te has metido de lleno a un problema para ayudar a solucionarlo. Conoces sus causas, consecuencias, propuestas para abolirlo, mejores prácticas internacionales; aprendiste lecciones que solo la experiencia de trabajar en campo te otorga. Es decir, tienes un conocimiento que te diferencia de los demás.

A través de seminarios, talleres, cursos o asesorías, puedes compartir tu expertise. Además de concientizar sobre el problema y llevar tu proyecto a más gente, te ayuda a tener ingresos extras para tu organización.

Apoyos de agencias internacionales

Existen fundaciones y agencias internacionales que dan financiamiento a emprendedores sociales.

Una de estas organizaciones es Ashoka. Durante 35 años, seleccionan a emprendedores que mediante sus proyectos transforman los sistemas de la sociedad, proporcionan beneficios para todos y mejoran la vida de millones de personas.

Ashoka proporciona apoyo financiero durante los tres primeros años para que puedas dedicarte de tiempo completo a tu idea y puedas consolidarlo. El monto se define de acuerdo a las necesidades de cada iniciativa; puede ir de 600 mil hasta un millón de pesos divididos en ese periodo.

Alianzas con iniciativa privada

En 1983, American Express inició una campaña para recaudar fondos para la restauración de la Estatua de la Libertad. La compañía donó un centavo a la causa cada vez que alguien usaba su tarjeta de crédito. Como resultado, el Fondo de Restauración recaudó más de $ 1.7 millones y el uso de la tarjeta American Express aumentó 27%.

Como este ejemplo, hay miles en la actualidad. Es una manera de generar un beneficio triple: sustento financiero para la organización social aliada; impacto positivo para las personas beneficiadas, y mejor reputación para la empresa.

Si quieres ser un emprendedor social, inspírate con la historia de Pedro A. González, co fundador de Kaanbal, en nuestra entrevista exclusiva.

Deja un comentario