Cómo emprender tu propio negocio cuando tienes un trabajo de tiempo completo

Una opción para los emprendedores – en especial para aquellos que no cuentan con dinero para iniciar su negocio o para respaldar sus gastos mientras se vuelve rentable – es iniciar a crear su empresa mientras siguen trabajando. 

Trabajar de 9 AM a 6 PM y emprender al mismo tiempo es un verdadero reto. No te vamos a mentir. Necesitarás de mucha organización, planificación y, sobre todo, sacrificios. Pese a que suene como misión imposible, ¡no lo es!

Antes de que corras a abrir tu empresa pensando que podrás mantener ambas a largo plazo, debes tener presente que hacer esto debería ser (idealmente) un plan de transición.

Se dice que si le dedicas medio tiempo a tu empresa, tendrás media empresa, y aunque muchos emprendedores exitosos son capaces de manejar varios negocios a la vez, esto lo logran después de poder delegar tareas importantes a otras personas y ellos cumpliendo roles bien establecidos para el desarrollo óptimo del negocio. Es decir, dejan lo operativo a otras personas, mientras ellos solamente supervisan y toman decisiones.

Lo mejor que puedes hacer es dedicarte a tu negocio al 100% en cuanto este te permita subsistir.

Afortunadamente, cuando estás desarrollando tu proyecto, no implica la operación, administración y dirección de un negocio completo; y en las primeras etapas, aún puedes malabarear ambas simultáneamente. Pero para hacerlo bien, necesitas todo el apoyo que puedas conseguir.

Por eso, te dejamos algunos consejos para que seas capaz de maniobrar tu tiempo y esfuerzo para iniciar tu negocio sin renunciar a tu trabajo…aún.

Identifica tus “tiempos muertos” y optimízalos sin misericordia

Es un error común pensar que los únicos tiempos libres que se tienen cuando se trabaja  jornada completa son los fines de semana. En realidad, todos los días hay pequeños espacios que puedes aprovechar para avanzar en tu emprendimiento.

Detecta los tiempos desperdiciados que tienes durante el periodo laboral y enfócate en resolver tu trabajo en un lapso de tiempo menor.

El tiempo que se pierde platicando con los compañeros en el comedor, revisando el correo compulsivamente, o simplemente con un modo de trabajo desorganizado, te causa perder mucho tiempo, aunque desde tu perspectiva se haya pasado «trabajando».

Esto no aplica solamente en el trabajo, también lo hacemos en la casa, el transporte, hasta en los quehaceres del hogar.

Tu objetivo es: ser lo más eficiente posible con tu tiempo para ejecutar el doble de trabajo.

Descubrirás que tu trabajo de oficina puede ser resuelto en poco tiempo y que optimizando los tiempos muertos, puedes hacer espacios físicos y mentales para dedicarle a tu negocio.

Esto puede ser desde cambiando tu medio de transporte para llegar más rápido a la oficina y comenzar a trabajar en tus cosas antes del horario laboral; utilizar el transporte público para leer o escuchar audiolibros o podcasts que te forman en temas como administración, finanzas o liderazgo; convencer a tu jefe que eres capaz de resolver tu trabajo en menos tiempo y que te permita salir un poco antes; llegar a tu casa y adelantar una hora al día sin tener que descuidar otros deberes personales.

Las posibilidades son infinitas, todo depende de los hábitos, deberes y capacidades de cada persona, pero lo importante es que elimines todo el tiempo perdido en tu vida y seas una máquina de eficiencia máxima.

Divide una tarea monumental en muchas tareas pequeñas

“En un mes voy a firmar contrato con proveedores. En dos meses voy a vender muchísimo. Para el año, ya voy a exportar a toda América Latina”

Claro que se debe pensar en grande y claro que puedes lograr todo eso y más, pero las pirámides se construyeron piedra por piedra.

Lo mejor es caminar antes de correr. Concéntrate en los llamados baby steps.

Por ejemplo: si quieres crear tu tienda en línea de mezcal, hay muchos pasos antes que debes considerar antes de armar tu página y empezar, mismos que se subdividen en tareas pequeñas.

Debes comenzar por crear un plan de negocios, este se divide en secciones como «análisis de mercado», «análisis de consumidor», «fuentes de ingreso», «plan financiero», «plan operativo» y más. Cuando fragmentas estas secciones, el «análisis de mercado» tiene el capítulo de «competencia».

Si empiezas con una tarea pequeña como analizar la competencia, poco a poco habrás construido tu plan de negocios.

Haz esto con toda tarea inmensa que tengas frente a ti. Divídela en pequeñas partes y, lento, pero seguro, avanza decididamente hasta completarlo. Verás que de esta manera haces que tu trabajo sea más efectivo y que tu negocio comience a progresar.

Deja programadas las tareas con ayuda de aplicaciones

Trabajar de tiempo completo significa no estar disponible la mayor parte del día, de lunes a viernes. Entre juntas, llamadas con los clientes, deadlines y demás tareas muchas veces es imposible echarle un ojo tu propio proyecto. 

No puedes desentenderte de tu trabajo, pero tampoco puedes perder tiempo para avanzar en tu propia empresa. ¿Qué hacer? Las aplicaciones que automatizan las labores serán tus mayores aliadas. Te permitirán programar las tareas en tus tiempos libres para ser ejecutadas mientras tú trabajas. 

Un ejemplo son las plataformas para programar publicaciones en redes sociales como Hootsuite o Tweetdeck. Otro ejemplo es la opción para programar correos en Gmail. Otra opción es contratar un chatbot para tu página. Por medio de su inteligencia artificial, responderá cuando tú no puedas. 

No uses los recursos de tu trabajo para tu propia empresa. Te puede traer problemas

Evita mezclar ambos temas. Por ejemplo, no aproveches la impresora de tu oficina para sacar documentos de tu propia empresa pensando en que nadie lo notará. O no uses el correo de la empresa para contactar a gente para tu proyecto. Además de que te puede traer problemas con tus actuales empleadores, darás una mala imagen como emprendedor. 

Este consejo va más allá de lo tangible. Aplica también para los clientes. Si en tu actual trabajo tienes relación con clientes o proveedores, no intentes cerrar negocios para tu propia empresa en horarios de oficina. Si los quieres contactar, siempre hazlo fuera de tus horarios laborales, sin recursos de la empresa y siendo claros con ellos de que se trata de un proyecto personal. 

Sacrifica tiempo de esparcimiento, pero no de familia o amigos

Este consejo es de Meralis Morales, del podcast Finanzas on the go! (Te recomendamos checar su contenido súper chingón): Nunca sacrifiques el tiempo de familia, amigos o pareja. Si bien es importante luchar por nuestros sueños laborales, no es lo único en la vida. No pierdas tiempo valioso con personas que no son infinitas. 

¿Cómo avanzar en tu emprendimiento sin sacrificar tiempo de tu vida social? La respuesta está en preferir sacrificar tiempo de recreación.

Si eliminas las horas perdidas viendo la televisión, mirando videos de YouTube, jugando videojuegos, o saliendo de fiesta, serás capaz de sobrellevar la pesadez que implica mantener un trabajo y una empresa al mismo tiempo.

Lo más preciado que tienes en tu vida debe ser: el tiempo con familia y amigos, el tiempo dedicado a cuidar de tu cuerpo y mente (ejercicio, comer sano, meditación) y tu tiempo de sueño.

Múltiples estudios aseguran que una persona que ha dormido lo suficiente, es capaz de desempeñarse de forma más efectiva que alguien que trabaja todo el día pero duerme poco. Lo mismo pasa con las personas que no están bien nutridas, que consumen mucho alcohol, que están aislados, o que no hacen nada de ejercicio.

Tu cuerpo y mente deben estar listos para soportar la cantidad de trabajo y estrés que colocarás en ellos, es por eso que debes darles lo que necesitan para que estés en óptimas condiciones de soportar lo que venga.

Claro que puedes salir con tus amigos y pasarla bien, solo que deberás ser muy cuidadoso y respetuoso con tu tiempo de sueño y la cantidad de alcohol que consumes. Esto tal vez significa despedirte de las fiestas hasta el amanecer, pero si realmente deseas conseguir tus propósitos, un poco de sacrificio lo vale.

En nuestra sección Inspírate te dejamos más post sobre cómo ser un emprendedor. ¡Chécalos! 

Deja un comentario