Kurt Wartenweiler: renaciendo la experiencia de tomar café, con Café Ave de Fuego

En 2015, cuando el boom de los negocios en línea llegó a México, se impregnó la idea de que la venta directa quedaría desterrada. Que las tiendas presenciales cerrarían para dar paso al modelo que muchos consideraban el único y exclusivo futuro: la venta online

Kurt Wartenweiler, sin embargo, se dio cuenta de que lo digital tenía una barrera: la falta de experiencia. Lo difícil que es vender un producto cuando el consumidor no lo puede tocar, ver o sentir; cuando no puede dimensionarlo, ni saber cuál es su calidad. Especialmente en un producto como el café que basa su encanto en lo sensorial. 

Con esto en mente, entendiendo la importancia de los sentidos en el ritual de compra, nuestro chingón de la semana inició su idea de negocio: Café Ave de Fuego, una compañía de café basada en la experiencia. 

Como experto en experiencia de café y marketing de emociones, además de fundar esta empresa, Wartenweiler estuvo detrás de la creación de Punta del Cielo Alta Extracción, la submarca premium de la marca mexicana Punta del Cielo. También, fue la mente creadora de la consultoría de métodos manuales ofrecida en el restaurante Carlota, una experiencia donde se prepara tu café mientras te platican su historia, su método de preparación, de dónde viene, entre otros aspectos que buscan enamorarte del café antes de probarlo. 

En entrevista exclusiva, Kurt nos cuenta más sobre Café Ave de Fuego y sus mejores consejos para ser un emprendedor exitoso. 

Contacto:

Vender café como experiencia: la esencia de Café Ave de Fuego

El café es el segundo producto más vendido en el mundo, solo por debajo del petróleo. Pero más que dedicarnos a vender un producto, somos una marca dedicada a las experiencias de este. 

Para mí, el café es más que una bebida para la mañana; el café es cultura, es aprendizaje, es una experiencia de compartir. 

En Ave de Fuego nos basamos en el marketing de emociones: crear experiencias poderosas que generan una emoción en nuestros clientes. 

Por ejemplo, muchas veces las barras de café están demasiado arriba; son una barrera entre el cliente y el barista. En cambio, cambiar a una arquitectura diseñada para que entres y toques inmediatamente -una tendencia que vemos en Mac Store, por ejemplo- hace que tu cafetería provoque emociones en el consumidor. 

También nos basamos en la información para generar una experiencia única con el café. Cuando llega alguien a Ave de Fuego, le decimos “Olvida todo lo que sabes del café. Esto es el verdadero café”. El café no tiene que saber ahumado, amargo, amaderado como nos han hecho creer. El café es una fruta, por lo que puede saber a durazno, toronja, nueces, frutos rojos y demás sabores. 

Les vamos explicando el sabor, las partes de la lengua donde lo sentirán, en dónde fue producido, quién fue el productor, los diferentes sabores que puede tomar un mismo café.

Toda esta información es importante porque cuando tienes un preámbulo de lo que probarás, es una experiencia totalmente distinta.

Calidad en cada paso de producción: el otro pilar de Café Ave de Fuego

Parte de la experiencia de nuestra empresa es ofrecer café basado en la trazabilidad. Es decir, un producto en donde estamos presentes en toda la cadena de valor. 

Antes trabajaba con proveedores de café, donde no tenía control de la producción. No tenía en mis manos el asegurar un buen producto. Por eso decidí iniciar Café Ave de Fuego, donde reviso desde la producción hasta la experiencia para no decepcionar a mis clientes. 

Tenemos contacto directo con el productor, una finca en Chiapas, y supervisamos cada paso de su creación para asegurar calidad en cada uno: en su producción, su preparación, tostado, extracción, etc.

Esta trazabilidad es un modelo más sustentable porque no tiene tantos intermediarios. Los beneficios van directo al productor y sus familias. Este es el futuro del café y del mundo gastronómico: cuidar y estar presente en todas las partes de la cadena de producción. 

El mejor consejo para ser emprendedor

Después de cerrar contrato con Punta del Cielo como consultor, salí y me dije a mí mismo: “No tengo idea de cómo poner una cafetería”. Casi me dio un infarto (risas). Ahí fue cuando entendí que tenemos que aventarnos a pesar de no sentirnos listos. 

Nunca estamos listos. Nunca llega el momento correcto. No existe. Nosotros lo creamos. Así que ten la valentía de aventarte. 

Otro consejo que les daría: Tengan paciencia. No sale al primer día o a la primera semana. Cometerás varios errores, te cerrarán más puertas de las que quisieras, pero si eres lo suficientemente persistente, lo lograrás a pesar de todo. 

Consejo para hacer crecer una PYME

Muchas veces las empresas grandes tienen tanto poder que no ponen atención en la innovación y la mejora continua. Porque ya tienen lo que querían. No lo necesitan.

Nosotros como emprendedores, puede que no compitamos contra su cantidad de recursos, empleados y dinero, pero sí podemos competir en la innovación y la creatividad. Siendo pequeños empresarios tenemos toda la libertad de hacer literalmente todo lo que queramos. No tienes que pasar por todos los canales institucionales como una empresa. Ese es nuestro punto fuerte. 

Otro consejo: rompe las barreras estructurales. Tenemos un caso muy bonito: la señora que realizaba la limpieza empezó a interesarse mucho en el café. Ahora trabaja en la barra. Hay que dejar de hacer distinciones como “No. Tú no sabes”. Ellos pueden aprender si tienen interés. Cualquiera puede. 

Kurt Wartenweiler en lo personal

Lo que más te gusta de ser emprendedor

El contacto, la convivencia con la gente. El impacto que pueda generar en ellos. 

Tres palabras que te definan 

Apasionado. Persistente. Involucrado con la gente. 

Libros que recomendarías a los emprendedores 

The subtle art of not giving a fuck. y Despertando al gigante interior. Estos dos libros hablan de romper paradigmas, de romper con todas esas creencias que sabotean nuestro trabajo, como el “no puedo” “es imposible”. 

Deja fuera esa voz de duda en tu cabeza. Concéntrate en el “sí”. Convéncete a ti mismo de que sí se puede

Pasatiempos

Bikes and coffee. Un buen resumen de quién soy (risas). Hago ciclismo de ruta y montaña. Me muevo en bici. Entrego el café en bici. 

Sigue en contacto con Ave de Fuego:

Visita nuestra sección Chingones para más casos de éxito

Deja un comentario