Organizaciones que luchan por un trabajo doméstico digno

El 22 de julio de cada año se conmemora el Día Internacional del Trabajo Doméstico. Una manera de reconocer a las millones de amas de casa que realizan tareas del hogar sin recibir ningún tipo de pago y a millones de trabajadoras que ofrecen sus servicios para realizar estas tareas. 

Limpiar, cocinar, planchar, lavar la ropa, cuidar a niños o adultos mayores… son actividades que aún son poco valoradas. En consecuencia, los 2.3 millones de mexicanos  que se dedican al trabajo del hogar –el equivalente a la población de Tabasco– aún no gozan de los mismos derechos como cualquier otro trabajo y sufren de prácticas discriminatorias.

Ante esta realidad, diferentes organizaciones, cada una desde su trinchera, ha luchado por dignificar este trabajo. Su misión es hacer notar que el trabajo doméstico es igual de relevante como cualquier otro, y por tanto, merece los mismos derechos.  

Te presentamos a estos emprendedores sociales que están logrando mejores condiciones para el trabajo doméstico. 

Homely

Melina Cruz y Edgar Tello son unos jóvenes emprendedores que decidieron usar la tecnología para solucionar un problema social.  

Homely (antes Jelp Mi!) es la primera aplicación móvil en México que ayuda a la contratación de servicios de limpieza desde teléfonos celulares. 

Su trabajo va más allá de ser un intermediario. Homely busca garantizar que los trabajadores domésticos registrados en su plataforma tengan un salario digno. Actualmente, las compañías de limpieza o los corporativos ofrecen a sus empleadas un salario de 10 pesos la hora en una jornada de ocho horas. En cambio, en esta plataforma, pueden ganar de 75 a 115 la hora dependiendo del servicio. 

Laura Leticia Delgado es un ejemplo de los beneficios de este modelo. Ella pudo titularse en Ingeniería Mecánica por el IPN gracias a los ingresos obtenidos con este servicio.

Los beneficios son también para el usuario. A diferencia de otras opciones, aquí hay un proceso de selección riguroso y tienes acceso al nombre, teléfono, foto y calificación de la persona a quien contrates. 

Sigue en contacto con su trabajo: 

Hogar Justo Hogar

Marcela Azuela, fundadora de esta organización de la sociedad civil, tiene un objetivo claro: defender los derechos laborales y el acceso a la seguridad social de millones de trabajadoras domésticas remuneradas del país. 

Queremos quitarle la categoría de “Normal” a una situación que es injusta y que no viven otros trabajadores.

Entre sus labores, Hogar Justo Hogar lanzó una plataforma gratuita para que cualquier trabajador del hogar pueda descargar un contrato laboral. La intención es darles seguridad jurídica e informarles acerca de sus derechos como trabajador: firma de contrato, salario digno, prima vacacional y aguinaldo. 

Sigue en contacto con su trabajo: 

Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH)

Marcelina Bautista, empleada doméstica desde sus 14 años , vivió de primera mano los pocos derechos laborales que tiene este sector. 

Decidida a cambiar esta realidad, funda CACEH, un espacio de desarrollo personal y profesional para las empleadas del hogar. A través de sus 24 talleres anuales, les enseñan a las participantes cuáles son sus derechos humanos y laborales. 

Además de capacitar, también cuentan con un servicio de colocación donde ayudan a las trabajadoras del hogar a encontrar un trabajo digno. CACEH garantiza que se establezca una relación de trabajo en cumplimiento a los derechos humanos y laborales, y con la definición de Trabajo Digno de la Organización Internacional del Trabajo.

Esta plataforma también sirve para empleadores que busquen ayuda con sus tareas domésticas. Al llenar el formulario, esta organización se pone en contacto para conectar a una trabajadora del hogar profesional, capacitada y confiable. 

Sigue en contacto con su trabajo:

Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB)

Durante 17 años, esta organización feminista ha contribuido a reivindicar los derechos humanos de las mujeres, garantizar derechos sexuales y reproductivos, aumentar la participación política de las mujeres y a ayudarlas a generar ingresos propios para fortalecer su autonomía.

Como expertas en feminismo, han tratado a la discriminación contra las trabajadoras del hogar también como un tema de igualdad de género, porque esta labor recae principalmente en las mujeres. De acuerdo con el INEGI, nueve de cada 10 trabajadores de hogar son mujeres. 

Las trabajadoras del hogar muchas veces viven en condiciones de discriminación, exclusión y violencia. Para visualizar el problema, el ILSB creó el Informe sombra sobre la situación que guardan las trabajadoras del hogar en México. Un trabajo que también busca generar políticas públicas basadas en evidencia. 

Sigue en contacto con su trabajo:

Deja un comentario