Los gastos hormiga que te impiden ahorrar

No cabe duda de que vivir solo y ser independiente tiene su chiste, aprender a ser organizado con tus gastos es de los primeros cambios que hay que adoptar.

Tienes un presupuesto designado para tus gastos mensuales como renta, servicios del hogar, gasolina, ropa… Pese a que en papel tus cuentas salen a la perfección, llegas a la quincena en ceros o incluso en números rojos. ¿Qué está pasando? ¿En qué momento se te fue el dinero? 

La respuesta puede estar en los gastos hormiga. Aquellas compras que realizamos casi a diario y que por tener un costo tan bajo pasan desapercibidas: el café cada tercer día, los dulces para el antojo, el cigarro suelto, el paquete de chicles, etc. 

Pese a que en el día a día parecen insignificantes, si lo sumamos al final del mes, se convierten en una cifra considerable. De acuerdo con Edgar Castillo Huerta, profesor de Negocios del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), los gastos hormiga representan cerca del 12% de tu ingreso anual

El impacto de los gastos hormiga

El peligro de los gastos hormiga está en que son compras que no nos pesan al momento de realizarlas porque son de bajo costo. “¿Qué son cinco pesos?”, pensamos. Al no afectarnos, no activamos una alerta ni los analizamos, y en consecuencia, seguimos comprando sin límite. 

Te enlistamos los gastos hormiga más comunes en México. ¿Con cuál te sientes identificado? 

Café de tiendas de conveniencia

Vas tarde a la oficina, no te dio tiempo de esperar a que tu cafetera calentara, así que pasas rápidamente a una tienda de conveniencia por tu café del día. En su momento fue un gasto que te pareció insignificante: 17 pesos aproximadamente. 

Sin embargo, si repites esta rutina tres veces a la semana, a final del mes ya has gastado más de 200 pesos. Al año, gastarías más de siete mil pesos en solo café del Oxxo. ¡Siete mil pesos! ¿Qué tanto podrías hacer con ese dinero? 

Papitas

Para comer en el camino de regreso a tu casa, para ver una serie, para saciar el antojo, para pasar el rato. De acuerdo con un estudio de la consultora Kantar Worldpanel México, los mexicanos destinaron siete de cada 10 pesos para el consumo de papitas durante el 2018, lo cual representó 31 por ciento de su gasto total. 

Es decir, aunque en su momento 13 pesos no le pesen a tu cartera, al final del año gastaste más del 30% de tu salario en este tipo de botanas. 

Antojos 

Piensa en todas las veces que compras algo en el puesto de dulces de la esquina, o las veces que sales en tu hora de comida y terminas comprando galletas o dulces como postre, o las ocasiones que sales con tus amigos y compras un antojito al final de la noche. 

Chicles, chocolates, refrescos, dulces… todos estos antojos, además de ser innecesarios para tu cuerpo, también lo son para tu cartera. 

Cigarros

Como todo gasto hormiga, el paquete de cigarros o el cigarro suelto no te representan un gasto importante para tu cartera en el día a día. Sin embargo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los fumadores en México gastan en promedio 400 pesos mensuales en cigarros; es decir, alrededor de 4,770 pesos al año. 

Cómo controlar los gastos hormiga

  • Identifica tu comportamiento como consumidor

Los gastos hormiga varían de persona en persona. Si alguien no fuma, por ejemplo, puede gastar la misma cantidad de dinero que un fumador en otro rubro: botellas de agua, taxis o Uber, servicios que no usas o comida rápida. 

El primer paso para eliminar estos gastos es identificando cuáles son los tuyos. Para esto, realiza un tracking durante una semana. En este lapso, anota todos y cada uno de los gastos que realices sin importar que tan bajos sean. Es decir, no importa que haya sido solo dos pesos o menos, anótalo en una lista. 

  • Analiza cuáles son prescindibles

Al identificar tus gastos durante una semana, calcula cuánto gastarías a final del mes si siguieras ese mismo patrón. De esta manera, las compras pequeñas se muestran con su verdadera cara: gastos considerables que haces cada mes. 

Ver la cifra final te ayudará a identificar en cuáles gastas más dinero y, lo más importante, cuáles son innecesarios. Es decir, qué tipo de gastos fueron más una compra compulsiva o prescindible, en vez de una compra inteligente. 

  • Cambia hábitos para eliminarlos 

Este es el paso más retador porque implica comprometerse y tomar cartas en el asunto, sin embargo, es el más importante porque es el único con el que eliminarás los gastos hormiga. 

Si identificas que gastas mucho dinero en comida para llevar, por ejemplo, analiza de qué manera puedes cocinar más en casa. Si tus horarios son demandantes, puedes aplicar el meal prep: cocinar en un solo día la comida de toda la semana para guardar y usar después. 

En otras palabras, este paso se trata de analizar qué caminos existen para cambiar hábitos y en qué te puedes comprometer para dejar de depender de los gastos hormiga.

Deja un comentario