Cómo hacer un presupuesto personal en Excel

En la nota de 5 lecciones de finanzas que debes saber, te explicamos que la importancia de tener control sobre tu dinero es la diferencia entre ser un emprendedor exitoso o ser una persona con deudas, pérdidas y gastos innecesarios.

Excel es una herramienta que te ayudará a llevar tus finanzas . Es fácil de usar, de conseguir y, gracias a su formato en tablas, es ideal para ser ordenado y estructurado.

Ya sea para el inicio de tu emprendimiento o para tus finanzas personales, hoy te dejamos cómo hacer un presupuesto en Excel paso a paso: 

Paso 1. Inicia con cuadros resumen

Al inicio de la hoja de Excel, agrega cuatro cuadros: El primero es el título de qué presupuesto realizarás (balance general, recuento de gastos o suma de ingresos) junto con el periodo de tiempo que analizas. Los dos cuadros siguientes son el total de ingresos y egresos respectivamente, que más adelante obtendrás al llenar los datos. El último es la resta de ingresos y egresos para determinar si tu balance es positivo (gastas menos dinero del que ganaste) o si es negativo (gastas más del que ganas). Este último es el que más importa porque determina qué tan sanas son tus finanzas. 

Paso 2. Divide en ingresos y egresos

Estos son los rubros generales de cualquier presupuesto personal. En pocas palabras, los ingresos hacen referencia al dinero que entra; los egresos, al dinero que sale de tu empresa o bolsillo personal. 

Haz esta división en semanas para identificar cuándo son las alertas rojas en tu mes, es decir, las fechas donde los ingresos son menores o los egresos mayores. 

Paso 3. Subdivide los ingresos

Existen varias maneras de ganar dinero; por tanto, existen varios tipos de ingresos: 

  • Ingreso activo: Son las ganancias que obtienes a cambio de realizar un trabajo. En otras palabras, donde intercambias tus horas activas por dinero. Ejemplos: quincenas por trabajar en una empresa, honorarios por trabajar como técnico, honorarios por trabajar como freelance o profesional independiente, etc. 
  • Ingreso por ganancia de capital: Estos ingresos se ganan vendiendo a mayor costo del que se compró. Por ejemplo, comprar acciones y venderlas a mayor precio del original. O comprar una casa y venderla cuando suba la demanda para obtener más dinero. 
  • Ingresos pasivos: Son los activos que al comprarlos generan dinero por sí mismos. Por ejemplo, rentas de alquiler de bienes inmuebles, dividendos de acciones, reparto de beneficios de negocios en los que has invertido, etc. 

Si tus ingresos son menos diversificados, otra forma es dividirlos en permanentes y temporales. Por ejemplo, ingresos permanentes sería tu salario mensual; ingresos temporales o esporádicos, un trabajo de freelance que haya surgido durante el mes. 

Paso 4. Subdivide los egresos

Para clasificar tus egresos, te recomendamos el método de las seis cuentas. Es un sistema propuesto por T Harv Ecker en el libro Los secretos de la mente millonaria, donde se clasifica el dinero en seis rubros: 

  • Gastos básicos. Renta, gasolina o transporte público, comida, comida de las mascotas, etc. Se recomienda destinar el 50 % de tus ingresos a este rubro. 
  • Inversión. Se recomienda destinar el 10 %. Si eres emprendedor, es el dinero que mes con mes debes guardar para iniciar tu proyecto o para fortalecerlo. 
  • Ahorro. También se recomienda destinar el 10 %. Se refiere a dinero “colchón” para eventualidades no previstas como accidentes, viajes o compras inesperadas, así como para tu ahorro del retiro. 
  • Educación. Siempre hay algo nuevo que aprender. En especial en un campo laboral tan cambiante como el del siglo XXI, es necesaria la educación continua. Destina 10 % de tus ingresos para capacitarte y actualizarte. 
  • Ofrenda. Este rubro de 10 % se destina a fundaciones o causas. Su intención es mantener tu lado humano y cooperativo. 
  • Gastos personales. Destina el 10 % de tus ingresos mensuales a cualquier cosa que tú quieras: conciertos, eventos especiales, juegos, diversión, etc. 

Paso 5. Suma los totales 

Una vez desglosados tus movimientos, suma cada división para tener el subtotal. Con estos, obtén el total de ingresos y egresos, y colócalos en los cuadros que hicimos en el paso uno. El balance general es una simple resta de ingresos menos egresos. 

Paso 6. Visualiza los resultados en una gráfica

Para unas finanzas sanas, además de saber con cuánto dinero terminaste al mes, también es necesario analizar cada uno de los gastos. Eso te permitirá detectar áreas de oportunidad. Por ejemplo, puede que hayas terminado el mes con saldo a favor, sin embargo, gastaste más del 10 % recomendado en diversiones y gastos personales y no ahorraste nada para tu emprendimiento. De seguir así, nunca juntarás la suficiente inversión iniciar tu propio negocio. 

Te recomendamos hacer dos gráficas circulares. Una con el ideal de gasto que indicamos en el paso cuatro (método de las seis bolsas) y otro con los gastos que realizaste en la realidad. Así compararás en qué ámbito necesitas ajustarte. 

Paso 7. Repite el proceso cada mes para analizarlo anualmente

Un comentario

Deja un comentario