Adolfo Ferrer Jaime, fundador de LIKS: Cambiando el futuro de la educación en México

Nuestro chingón de la semana es un emprendedor que busca hacer un cambio en las nuevas generaciones de nuestro país y el mundo: Adolfo Ferrer Jaime.

Adolfo ha sido reconocido con el Premio Nacional del Emprendedor 2018 y recientemente fue galardonado con el Premio Estatal de la Juventud 2019 gracias a su proyecto LIKS, una empresa de innovación educativa que busca introducir a más niños y niñas en temas de ciencia y tecnología.

Un emprendedor que te inspirará a perseguir tus sueños sin importar lo imposibles que puedan parecer, ya que él es prueba de que se pueden ganar competencias internacionales de robótica, enseñar a niñas de 6 años a crear un robot que irá a la luna y fundar una compañía que está cambiando la educación en México. Todo esto sin un doctorado o décadas de experiencia, guiado por su pasión. visión y trabajo constante, siendo uno de los emprendedores más jóvenes de nuestro país.

¿Cómo empezó tu interés en robótica?

Cuando iba en la primaria le decía a mis papás que no entendía para qué tenía que aprenderme las tablas de multiplicar, de qué me servía aprenderme de memoria a los niños héroes, ¿para qué me va a servir todo lo que me estaban enseñando en la escuela? No me hacía mucho sentido las cosas que veíamos en la escuela ni su utilidad real en la vida.

Mi mamá es educadora, en la escuela en la que ella trabajaba abrieron un club de robótica y me comentó si quería participar en el club. Fui a la presentación del curso y me encantó. Fue en ese momento cuando encontré un espacio donde me hacía más sentido todo lo que estaba aprendiendo.

Me gustó aprender a construir un robot y programarlo. Me di cuenta de que los errores no son malos, sino son parte del proceso de aprendizaje. Esa parte de intentar y chingarle. Que si las cosas no salen, siempre hay otro camino. En mis primeros concursos de robótica aprendí a no darme por vencido, a tener esa actitud de intentar siempre las cosas.

A partir de entonces, decidí continuar en más competencias de robótica. En 2006, la coach que nos preparó no pudo continuar y no encontré otro espacio similar hasta que entré a la preparatoria, cuando volví a encontrar la misma competencia que se llama FRIST.

Esta competencia la fundó Dean Kamen, el inventor del Segway, quien también inventó una silla de ruedas que sube escaleras. En 1989 se dio cuenta que muy pocos niños estaban interesados en temas de ciencia y tecnología, o que se percibía como que únicamente era para los nerds. Con el objetivo de mostrarle a más niños que la ciencia y la tecnología es divertida. Empezó con 18 equipos en un estadio de basquetbol en Nueva York, y hoy hay cerca de 80 mil equipos alrededor del mundo que participan en esta competencia.

Cuando estaba en primaria eran robots de lego muy pequeños, pero en preparatoria ya eran robots más grandes. Tuvimos la oportunidad de ir a presentar nuestro proyecto a astronautas de la NASA. En ese momento dije: definitivamente tenemos que hacer algo para que más niños se den cuenta que la ciencia y la tecnología es divertida, tenemos que preparar a más niños para el presente.

En ese mismo año (2012), participé como voluntario en una competencia que se llama Robocup, que tiene como objetivo que para el 2050, un equipo de robots le pueda ganar al campeón mundial de la FIFA. Es decir, si ahorita estuviéramos en el 2050, debería de haber un equipo de robots que le gane a Francia que fue el campeón el año pasado. Esa competencia se hace en un país diferente cada año, y en el 2012 fue en México.

Yo veía equipos de China, Japón, Estados Unidos, Alemania y no veía ningún equipo de México; y dije: si los robots no nos van a ganar, tampoco lo harán personas de otra parte del mundo.

Cuando yo estaba en la prepa, mi mamá me pidió que le ayudará con un niño para enseñarle matemáticas. Empecé a ayudarle a Luis Antonio y de inmediato noté que a él no le gustaban para nada las matemáticas. Tenía una actitud negativa para hacer cualquier cosa relacionada a la materia. Se me ocurrió platicarle de la competencia de robótica, le cuento a su mamá y ella se lo platica a otras 10 mamás. Juntamos a 10 niños y empecé a prepararlos para las competencias. Todo lo empecé a hacer como hobbie, al no poder participar en las competencias por la edad, lo que me quedaba era ser coach.

Me encantaban las competencias y decidí seguir enseñándole a los niños. Creció la demanda. Más niños querían participar y tuvimos que rentar una casa donde mi mamá trabajaba en la parte de abajo y yo en la de arriba. Todo esto empezó en agosto de 2013 y nace LIKS de manera formal en febrero de 2014.

En el 2015 participamos en una competencia de Google llamada Moonbots, que es parte de una competencia más grande que se llama Google Lunar Xprize. Es una competencia de 30 millones de dólares que tiene como objetivo que equipos de todas partes del mundo puedan desarrollar un robot que sea capaz de llegar a la luna sin depender de alguna agencia internacional espacial como la NASA, Rusia o China. Hacen esta competencia con el objetivo de introducir a más niños de manera que tengan que desarrollar una simulación de un viaje espacial a la luna.

Participamos con un equipo de 3 niñas de 8 a 10 años, quienes hacen esta simulación. Lo vincularon con la tecnología astronómica desarrollada por los mayas y los aztecas. En ese año 2015 participaron cerca de 300 equipos de todo el mundo, fue la primera vez que un equipo de México quedaba dentro de los primeros 4 lugares. El premio fue viajar a Tokio para conocer a los equipos que están haciendo robots que de verdad van a ir a la luna.

En ese mismo año nos contacta Google, junto con el director de Hollywood JJ Abrams para poder contar la historia de nuestras alumnas a través de un documental.

En diciembre de 2015 viene toda la producción de un director de documentales que se llama Orlando von Einsiedel, él tiene 3 documentales en Netflix: Virunga, The White Helmets y Evelyn. El documental que graban con nosotros es una serie de 9 capítulos en donde 8 de ellos se enfocan en los equipos que están haciendo los robots que van a ir a la luna y uno de ellos es particularmente de los equipos para niños. En febrero de 2016 Orland von Einsiedel gana el Oscar a mejor director de documentales.

Con todo esto, nos damos cuenta que LIKS tenía mucho mayor impacto que solo preparar a los niños en temas de robótica.

Tiempo después, me encontré con una Ted Talk que se llama Life Lesons through Tinkering de Gever Tulley, fundadora de Tinkering School, un campamento que hacen en San Francisco que tiene como objetivo que los niños aprendan haciendo a través de proyectos a gran escala con madera y otros materiales, utilizando la tendencia movimiento Maker: aprender haciendo.

Dije: quiero ir a San Francisco para capacitarme y poder hacer que niños en México puedan vivir esa experiencia. Me capacito en esa metodología, regreso y LIKS inicia con una educación más integral, ahora buscamos que los niños sean protagonistas de todos sus proyectos.

Queremos cerrar esta brecha de género en donde este tipo de proyectos sean también para niñas, que a través de una metodología que hemos desarrollado, los niños pasen de la creación hasta el desarrollo del proyecto a gran escala.

A raíz de eso, en 2017 nos selecciona una fundación en Israel junto con varios gurús de la educación. Uno de ellos es Sir Ken Robinson, quien tiene la Ted Talk más vista de la historia, donde habla de cómo las escuelas tradicionales matan  la creatividad.

Nos seleccionan para formar parte de un grupo de 25 proyectos educativos alrededor del mundo para poder compartir mejores prácticas, intercambiarlas, hacer que maestros de otras escuelas vengan a las nuestras e intercambiar experiencias. Aprender con el objetivo de ir mejorando la educación por medio de conexiones con diferentes escuelas de todo el mundo.

Hace unos meses abrimos un nuevo espacio en la zona norte de la CDMX. A nivel mundial se le conoce a estos espacios como Maker Spaces, que son lugares con herramientas, sierras, impresoras 3D, cortadoras láser, y todo lo necesario para poder desarrollar diferentes proyectos.

Principalmente surgen en Estados Unidos para personas más grandes, a través de un modelo similar al de un gimnasio en donde tú pagas una membresía, vienes y puedes ocupar todas las herramientas que quieras. Nosotros lo estamos enfocando principalmente a niños, aunque también tenemos muchos talleres en donde implementamos nuestra metodología para empresas, para mamás, o para familias que hacen home schooling.

En las tardes tenemos un programa de after school, en donde los niños van obteniendo insignias (badges) desde los seis años, con los que van haciendo su mochila de habilidades en las que están certificados, para que en futuro si quieren trabajar en Google, Tesla, la NASA, BMW, estas insignias les sean de gran ayuda.

Hoy hay empresas que ya no te contratan por tu título universitario, sino por los skills que tienes.

Lo que buscamos es que a partir de estos badges que van adquiriendo, vayan haciendo su currículum para que si desde la prepa quieren trabajar en el lugar de sus sueños, lo puedan hacer.

En septiembre iniciamos con un modelo completamente diferente, que es la Prepa Liks. Es un modelo de 2 años en donde los chavos van a terminar con su empresa constituida y su titulo de la SEP.

Un elemento importante de la prepa es la parte de Social Awareness, donde durante una semana de cada semestre, los chavos van a tener una experiencia de desarrollo personal, como subir montañas como El Nevado de Toluca, La Malinche o el Iztaccíhuatl con el fin de entender la analogía que subir una montaña es muy parecido a emprender.

Hay una ted talk de un CEO que dice: La forma en la que aprendí a ser un CEO fue subiendo el Everest. No teniendo un MBA, no teniendo un doctorado, fue subiendo el Everest. Por toda la diciplina, la constancia de no darse por vencido y de chingarle (risas).

¿Por qué enfocarte en la educación y no llevarlo a otro lado?

La industria de la educación es un nicho en donde todos los que están involucrados están tratando de mejorarla. Si estuviéramos en otra industria, hay otras organizaciones que son tu competencia, pero gracias a estas ganas de querer mejorar la educación, hemos hecho alianzas con muchas organizaciones.

Únicamente LIKS ha impactado cerca de 800 niños a través de nuestros talleres y campamentos. Pero gracias a estas alianzas con fundaciones, gobierno, organizaciones y escuelas, hemos impactado a cerca de 18 mil niños en México y Estados Unidos.

La educación para mí es la herramienta más poderosa para generar los cambios que queremos y evitar todos los problemas que surgen por una mala educación.

Si empezamos a preparar y a brindar mejor educación a los niños desde pequeños, van a tener mejores bases y estarán empoderados para desarrollar proyectos positivos que resuelvan las problemáticas con las que actualmente vivimos.

¿Qué cambios te gustaría ver en el futuro?

Personas que disfruten lo que hagan, mucho de las bases de LIKS es hacer que todas las personas puedan encontrar su elemento, es decir, que ellos puedan balancear su talento natural con su pasión personal. Si nosotros podemos hacer que las personas se dediquen a lo que más les gusta, vamos a tener mejores ciudades: sin violencia, sin pobreza, sin las problemáticas actuales.

Me encantaría ver personas que realmente disfruten lo que hagan.

¿Qué le dirías a alguien que siempre le gusto la robótica y la tecnología pero que por alguna razón se dedicó a otra cosa?

Siempre es importante usar las herramientas que ya tienes para implementarlo en lo que te gusta.

Parte de lo que buscamos con la prepa es que no se vea que esto es únicamente para quienes les gusta la ciencia y la tecnología, tenemos a chavos que son golfistas profesionales o actores. Lo que buscamos es que se den cuenta de cómo pueden aprovechar la ciencia y la tecnología para alcanzar sus objetivos.

Si ya estudiaste para ser algo, no termina ahí, lo más padre e interesante cuando estas desarrollando tu carrera profesional es nunca estancarte y siempre ir vinculándote con las nuevas tecnologías, ciencia e innovación.

Está esa percepción de que la tecnología y la ciencia son muy difíciles, pero tenemos que quitarnos el miedo de intentar las cosas.

Hoy con la tecnología tenemos muchísimas herramientas como la realidad virtual o blockchain, que hacen que la tecnología sea más divertida.

¿En dónde ves a LIKS en 5 años?

Lo vemos como un hub inmenso de una hectárea y media en donde podamos hacer que niños desde kínder encuentren su elemento. La proyección de LIKS actualmente es tener para el 2021, 6 centros en diferentes partes de México.

¿Qué consejo les darías a los que ya están metidos en la robótica, pero van empezando?

Lo más difícil no es lo que tienen que aprender, lo importante es desarrollar la parte humana. Todo esto lo vinculamos a que los chavos se den cuenta cómo es que pueden ocupar la tecnología para dar solución a los problemas que existen en su comunidad, y que los proyectos que estén desarrollando no sea un robot nada más, que sean tecnologías: robots, aplicaciones, inventos que realmente den solución en algún ámbito, que les hagan sentido a ellos mismos y que los apasionen.

Hay veces que nos esforzamos mucho en aprender lo que está de moda o en tendencia, pero lo importante es asegurarte que lo que estás haciendo realmente te apasione.

3 libros, documentales o fuentes de información que recomiendas

The Element de Ken Robinson: Habla de balancear el talento natural con la pasión personal.

Slingshot que trata acerca de un invento de Dean Kamen que purifica todo tipo de agua contaminada y buscan ponerlo en los principales países de África para poder utilizar el agua de los ríos y que se vuelva potable.

Hay una película muy padre que se llama Spare Parts – es de unos chavos mexicanos que participan en una competencia de robótica, basada en una historia real. Te habla de cómo con muy pocos recursos puedes lograr grandes proyectos. Compiten con equipos del MIT, de Stanford y otras de las mejores universidades de Estados Unidos. Ellos se gastaron el 10% en comparación con los recursos de los otros equipos. Te enseña cómo ocupar eficientemente lo que tienes.

Un libro que recomiendo mucho es The Four Hour Work Week de Tim Ferris: Trata de cómo ser productivos. Su filosofía es cómo trabajando 4 horas puedes lograr lo mismo que si trabajaras de lunes a viernes de 9 a 5, siendo productivo y eficiente en tu trabajo.

Para educación hay un libro de Ken Robinson que se llama Creative Schools: Habla de cómo debemos visualizar las escuelas del futuro.

¿Cómo te defines en tres palabras?

  • Apasionado
  • Perseverante
  • Visionario

¿Qué le recomendarías a las personas que no están felices con lo que hacen, pero aún no se atreven a cambiar?

Algo que me sirvió mucho fue empezar a involucrarme en este ecosistema del emprendimiento. Cuando yo inicié iba a muchos star up weekend, expos, eventos, meetups y demás.

Lo más importante para emprender es conocer gente. Es tomar vitamina C (Contactos).

Empezar a involucrarnos con más personas, ir haciendo colaboraciones con otros y compartir tus ideas. Es importante quitarte el miedo de compartir tus ideas. Si te las guardas, nunca van a salir a la luz y nunca se van a convertir en realidad. Tienes que empezar a compartir ideas, vas a encontrar personas que van a querer apoyarte y sumarte a tu proyecto.

Esa es la parte más padre de involucrarse en este ecosistema y empezar a hacer conexiones.

Lo más padre de ser emprendedor es tener armonía en mi vida.

Hago lo que me encanta hacer desde que tengo 10 años. Darme cuenta del valor de la familia y amigos que siempre están ahí para ayudarte. Cuando emprendes te das cuenta quiénes son tus verdaderos amigos.

Yo tenía el sueño de ser voluntario en unas olimpiadas, a mí me apasiona el tenis y tuve oportunidad de ser bolero en las olimpiadas de Río, fui bolero de los mejores tenistas del mundo Nadal, de Djokovic. El emprendimiento me ayudó a perder el miedo a este tipo de cosas y simplemente hacerlo.

También me ha permitido enseñarle a personas en todas partes del mundo que en México sí hay proyectos de alto impacto.

Algo que me gusta mucho es inspirar a más personas, enseñarles que realmente lo imposible puede ser posible, hay que trabajar muy duro, no es fácil, pero hay que chingarle para que se hagan realidad.

¿Lo más difícil?

Encontrar un buen equipo. Cuando inicié estuve solo y fue muy difícil. Pero ahora que ya encontré a unos grandes socios, a quienes admiro muchísimo, hemos hecho un súper equipo y hemos encontrado a personas que se han puesto la camiseta.

Empezar a delegar ciertas actividades es muy difícil, pero es de lo más importante que hay que hacer. Quitar ese micro managment para poder empezar a dar un mayor crecimiento a tu proyecto.

Sigue los pasos de Adolfo Ferrer fundador de LIKS.CO en sus redes sociales y súmate al cambio.

Continúa leyendo más historias de éxito y conoce a nuestra familia de CHINGONES.

Un comentario

Deja un comentario