Marketing de contenidos: qué es y cómo aplicarlo a tu negocio

Diariamente, estamos expuestos a alrededor de cinco mil anuncios publicitarios: espectaculares, publicidad impresa, comerciales en televisión o radio, comerciales en redes sociales, flyers a domicilio… un sinfín de publicidad compitiendo por la atención de los consumidores.

La enorme cantidad de anuncios provoca un rechazo al modelo tradicional de publicidad. Por ejemplo, saltar el anuncio en YouTube para continuar viendo tu video. Cambiar de estación de radio hasta que acabe la sección de comerciales. Dejar de prestar atención al espectacular por el que pasas todos los días. Es tal la cantidad de anuncios tradicionales que la mayoría pasan desapercibidos. 

El marketing de contenidos es una propuesta para promocionar tu marca o producto sin perderse en el mar de publicidad. Te contamos todo lo que necesitas saber de esta estrategia de mercadotecnia para aplicarlo en tu empresa.

Qué es el marketing de contenidos

También conocido como content marketing, se trata de un enfoque de mercadotecnia donde el centro es el contenido. Se crea y distribuye información útil, relevante y estratégica para la audiencia a quien se quiere llegar. 

Pongamos un ejemplo: el nuevo lanzamiento de Queso Philadelphia. El enfoque tradicional se enfoca en el producto. Se anuncia su llegada al mercado y sus propiedades de manera explícita. 

Modelo tradicional

En cambio, el marketing de contenidos se enfoca en información útil para las personas e integra al producto en este contenido. En este ejemplo, la cuenta de Instagram de Queso Philadelphia compartió una receta de salmón a la crema de ajo y cebolla, donde el ingrediente principal es el nuevo lanzamiento de esta marca. 

Marketing de contenidos

En el marketing de contenidos, la información útil y atractiva es el “gancho” para mostrar de manera sutil el producto. Al centrarse en información interesante para la audiencia y sus necesidades, aumenta la posibilidad de captar su atención. 

A qué nos referimos con “contenido”

La información útil para la audiencia puede tomar distintas formas: videos, infografías, guías de uso, posteos en tus redes sociales, entradas de blogs, imágenes ilustrativas, etc. 

Ejemplo 1: Recetas con productos de la marca
Ejemplo 2: Blog sobre temas relacionados con el servicio ofrecido

Sea cual sea la forma, la esencia debe ser un contenido en equilibrio: historias que reflejen la esencia de tu empresa y que, al mismo tiempo, apelen a los intereses de tus clientes

En otras palabras, el marketing de contenidos busca un ganar-ganar. Retomemos el ejemplo de Queso Philadelphia. En su cuenta de Instagram, comparten gran variedad de recetas donde sus productos son ingredientes esenciales para la realización del platillo. Por un lado, la audiencia ganó recetas útiles, ricas y fáciles para cocinar en la semana. Por el otro, la marca ganó un posicionamiento de su producto. 

Por qué integrar el marketing de contenidos a tu estrategia

Sea cual sea el giro de tu empresa, debes integrar este enfoque a tu estrategia por estas cuatro razones: 

  • Llama más la atención 

El marketing de contenidos primero otorga en vez de pedir: da una receta, un consejo, una explicación, un video, etc., y en segundo plano, informa del producto. El enfoque tradicional, al contrario, hace su primer acercamiento pidiendo algo a la audiencia: “compra”, “conóceme”, “visitame”.

Al dar en vez de pedir, captas más la atención de la gente y, al no parecer publicidad a primera vista, aumentas la posibilidad de ser visto. 

  • Atrae personas a tu página web

Tomemos el ejemplo de Trunk Club, un servicio para hombres donde asistentes seleccionan la ropa del cliente. De esta manera, el usuario compra su ropa sin tener que salir de compras. 

Un hombre puede no conocer el servicio, pero sí puede buscar información relacionada a este. “¿Cómo vestir para una entrevista de trabajo?” “¿Cómo lustrar mis zapatos?”. Trunk Club responde a estas preguntas frecuentes a través de su blog. Postean consejos sobre moda masculina, cómo cuidar distintos tipos de indumentaria básica, la ropa ideal según el clima, etc. Esta estrategia hace que si un cliente potencial busca algo relacionado con el servicio que se ofrece, y si la empresa tiene un contenido sobre el tema, el cliente visitará su página para resolver su duda y de paso los conocerá. 

Consejos de moda creados por la marca
  • Es la mejor a largo plazo

La selección, creación y redacción de contenidos toma más tiempo que pagar por una publicación en internet. Sin embargo, el post pagado tiene fecha de vencimiento. Durará poco tiempo. En cambio, un buen contenido que resuelva una duda frecuente seguirá vigente mientras siga habiendo gente en busca de esa respuesta. 

Sigamos con el ejemplo de Trunk Club. Miles de hombres buscan en Internet manera de atar una corbata. Por tanto, el post de Trunk Club sobre el tema seguirá siendo vigente y atrayendo usuarios a su página web. 

Contenido relevante creado por la marca
  • Te permite conocer a tu audiencia

Los contenidos te dan retroalimentación sobre qué le gusta a tu audiencia. Conoces qué contenido les llamó más la atención, qué tipo de temas les gusta ver, cuáles son sus intereses, cuáles son sus preguntas frecuentes, etc. Al conocer más a fondo a tu cliente, perfeccionas tu comunicación con ellos.

Un comentario

Deja un comentario