Los 5 errores más comunes en Twitter y cómo evitarlos

Twitter es el lugar donde las personas se enteran de lo que pasa en el mundo, donde comparten sus opiniones y donde se conectan con los temas que les apasionan. 

Como te platicamos en el post Cómo usar Twitter para hacer crecer tu negocio, justamente este ánimo de sus usuarios por descubrir nuevas cosas convierten a Twitter en una gran oportunidad para los emprendedores. 

Twitter aumenta el reconocimiento de tu marca, te conecta con clientes potenciales, te acerca a tus actuales clientes y te enlaza con personas influyentes de tu industria. 

Twitter for Business

Hoy te contamos cinco errores comunes al momento de usar Twitter que evitan que llegues a estas metas. ¡Toma nota!

1. No dejar en claro de qué trata tu cuenta

De acuerdo con Hugo Rodríguez, Director de Política Pública en Twitter México y Latinoamérica, la primera impresión de tu cuenta es determinante para ganar seguidores. 

Tu perfil en Twitter está compuesto por tu nombre, imagen de perfil, imagen de portada, tu biografía y un link a tu página web. Debes usar todos estos elementos para resumir de qué trata tu cuenta y qué tipo de contenido ofreces. 

La biografía juega un papel muy importante. No basta con el eslogan de tu empresa; sé claro en quién eres  y qué tipo de temas abordas. ¿Eres un medio de comunicación? ¿Una organización? ¿Una empresa? ¿Qué vendes? 

Estos son algunos ejemplos de buenas prácticas. 

Los usuarios digitales deciden en segundos si seguir mirando o regresar a su Timeline. Es decir, el usuario no hará una revisión exhaustiva de tu perfil, por lo que, aun si tuvieras contenido de calidad, si tu biografía no lo refleja, el usuario perderá el interés. 

2. Tener poco contenido

A diferencia de otras redes sociales, en Twitter el ritmo es rápido y al momento. En consecuencia, el tiempo de vida de un tweet es de apenas cuatro segundos, de acuerdo con la María Julia Rodríguez Bogado, ex directora del Centro de Medios del ITESM. 

En este sentido, debes publicar continuamente. El número ideal para mantenerte relevante en Twitter es de tres tweets al día. Al contrario de otras redes sociales, donde publicar una vez al día es suficiente. 

3. Copiar y pegar contenido de tus otras redes sociales 

Las redes sociales tienen la función de compartir automáticamente una publicación en tus otras redes sociales. Es tentador hacerlo para generar más contenido en tu perfil; sin embargo, es un error. 

El modelo de un tweet es diferente al formato de una publicación en Facebook o Instagram. Twitter, al tener un límite de 240 caracteres, privilegia los textos muy cortos y directos

Ejemplo de buena práctica
Ejemplo de buena práctica

Además, al ser modelos de publicación incompatibles, terminas con un tweet poco llamativo y visualmente antiestético.

Veamos este ejemplo de mala práctica. ¿Ves cómo el texto se corta? ¿Ves cómo el link extremadamente largo forma una línea visual poco favorecedora? 👇

Claro que puedes compartir el mismo contenido en tus redes sociales, pero debes adaptarlo al formato de cada una. 

4. Olvidar las imágenes

Como comentamos en el punto anterior, el ritmo de Twitter es más rápido que otras redes sociales; hay más tweets en poco tiempo. En consecuencia, la competencia por ganar la atención del usuario mientras hace scrolling en su Timeline es mayor. 

Por lo tanto, en Twitter no solo basta con un texto bien pensado, también necesitas elementos visuales, una ilustración o un video de los puntos descritos en el texto.

Ejemplo de buena práctica
Ejemplo de buena práctica

De acuerdo con estadísticas de Hubspot, el contenido visual puede ser la diferencia entre un tweet funcional y uno que pasa desapercibido: 

  • Los Tweets con imágenes consiguen 150 % más de Retweets que los que carecen de ellas.
  • Quienes siguen instrucciones con texto e ilustraciones lo hacen un 323 % mejor que las personas que siguen instrucciones con texto solamente.

5. Abusar de los Hashtags

Twitter for Business, la plataforma de ayuda a emprendedores de Twitter, afirma que la cantidad ideal es uno o dos hashtags relevantes por tweet. 

Recuerda: A diferencia de otras redes sociales, el conteo de caracteres es importante. Aquí tienes un límite de 240 caracteres y los tweets con menos de 140 tienen mejor rendimiento por ser textos cortos y concisos. 

Por tanto, abusar de los hashtags te quita caracteres relevantes y crea un tweet poco atractivo visualmente. Los hashtags se muestran en color azul. ¿Ves cómo se forma una “plasta” de color poco atractiva?

Ejemplo de mala práctica

Deja un comentario