Pomodoro: la técnica que mejora tu productividad y concentración

Como emprendedor, eres tu propio jefe. Tú administras tus tareas. Tú decides sobre tus tiempos. Y aunque esto suena bastante tentador y parezca una ventaja, el otro lado de la moneda es que también significa un gran reto. Al ser tú quien maneja los tiempos laborales, de ti depende ser productivo

Hoy te compartimos una técnica que te ayudará a administrar tus tiempos de manera eficiente y productiva. 

Qué es la técnica Pomodoro

La técnica Pomodoro es una metodología de manejo de tiempo inventada a finales los 80 por el emprendedor y autor Francesco Cirillo. 

Cuando estudiaba la universidad, Cirillo se distraía fácilmente y, en consecuencia, le era difícil acabar con sus tareas. Para ayudarse, cuando tenía que cumplir con una tarea extensa o con una larga serie de tareas, dividía el trabajo en intervalos breves y cronometrados (llamados «Pomodoros») y se daba pequeños descansos entre cada uno de ellos. 

De eso se trata esta técnica: tiempos cortos pero eficientes de trabajo unidos con muy breves interrupciones. 

Dato curioso: Cirillo nombró al sistema «Pomodoro» porque usaba un temporizador con forma de tomate para cronometrar sus tiempos. 

Por qué funciona la técnica Pomodoro 

El razonamiento es simple: el tiempo de concentración del cerebro es corto. Es biológicamente imposible pedirle que se concentre en una tarea por ocho horas seguidas, como pretende el horario laboral. 

La técnica Pomodoro entiende esta premisa; así que solo le exige al cerebro enfocarse por periodos cortos y le da interrupciones después de cada periodo para que descanse. 

¿Te ha pasado que lees la página de un libro y aunque tus ojos sigan avanzando en la lectura realmente no entiendes de qué trata? Ese momento es ejemplo de un tiempo “de trabajo”; es decir, donde gastas tu tiempo en una tarea, pero sin avanzar ni concentrarte. 

Con la técnica Pomodoro, evitas esos momentos de supuesto trabajo. Al contrario, gracias a que este método maneja los tiempos de concentración del cerebro a su favor, logras trabajar eficientemente. 

Asimismo, la técnica funciona porque le da claridad al cerebro. De acuerdo con Staffan Noteberg, autor del libro Pomodoro Technique Illustrated, afirma: “A veces, cuando te enfrentas con una tarea extensa o una larga serie de tareas, puede ser difícil comenzar o mantener la motivación. Al dividir el trabajo en intervalos cortos seguidos de pausas breves, la tarea se vuelve más manejable; se trata de poner un pie delante del otro” 

Cómo implementar la técnica Pomodoro

¡Es bastante sencillo! Estos son los pasos descritos por Cirillo en el libro The Pomodoro Technique: 

  • Elige la tarea o la serie de tareas a realizar.
  • Establece un temporizador de 25 minutos. Ese lapso se llamará Pomodoro.
  • Trabaja en la tarea hasta que termine el Pomodoro. Ve marcando cuántos Pomodoros pasan. 
  • Al término del Pomodoro, toma un breve descanso de cinco minutos. 
  • Cada cuatro Pomodoros, toma un descanso más largo. Puede ser de 15 a 30 minutos. Dependiendo de cómo sientas tu energía y tu carga de trabajo. 

Algunas sugerencias extra: 

  • Te recomendamos que durante tus descansos trates de moverte en vez de quedarte sentado frente a la computadora. Estírate en tu lugar, haz ejercicios de respiración, camina por la oficina, o mejor aún, si tienes disponible, ve a algún espacio verde cerca de tu oficina. 
  • Así como el cerebro no aguanta ocho horas de concentración seguidas; el cuerpo tampoco soporta tantas horas sentado, en la misma posición. Intenta hacer un Pomodoro de pie para descansar tus músculos. 
  • Durante el día te surgirán tareas imprevistas. Trata de no interrumpir tu Pomodoro del momento; atender dos cosas a la vez solo hará que no te concentres en ninguna. En su lugar, termina tu Pomodoro actual e integra la nueva tarea a un nuevo Pomodoro. 
  • Si te distrae escuchar tus notificaciones en redes sociales o si son una tentación grande, usa aplicaciones que limitan tu acceso. Algunas que te pueden ayudar: Study Helper, que bloquea los accesos tanto a apps como a notificaciones; Offtime, que además de bloquear tu acceso a internet o redes sociales, también puede bloquear llamadas, mensajes de texto y notificaciones.
  • El ambiente de tu lugar de trabajo también influye en tu concentración y productividad. Conoce cómo mejorar tu espacio de trabajo en nuestro post. 

Deja un comentario