5 motivos por los que las PYMES deben unirse al Buen Fin

El Buen Fin busca activar la economía a través de ofertas y descuentos para los consumidores.  Este año 2019, se celebrará del 15 al 18 de noviembre. ¿Ya estás listo, darling? 

Muchas micro, pequeñas y medianas empresas (PYMEs) suelen desaprovecharlo por miedo a perder más de lo que ganen, o por dudar sobre si su negocio es lo suficientemente maduro como para participar. 

Hoy te presentamos cinco razones para quitarte estas dudas y convencerte de unirte al Buen Fin 2019. Son cuatro días que si sabes aprovecharlos, marcarán una diferencia en tu negocio. 

Obtienes publicidad gratis

Cada año, la iniciativa lanza un catálogo de empresas para que los consumidores busquen en un solo lugar cuáles son las marcas participantes y qué descuentos ofertarán. En este catálogo, se puede buscar por categoría, comercio participante o por tipo de comercio (físico o en línea). 

Esto es una oportunidad de ganar publicidad gratuita. Con un simple registro en línea, tendrás la posibilidad de que los visitantes del portal conozcan tu marca al ver tu nombre en la lista de participantes. 

E incluso te puede generar ventas ya que las empresas participantes pueden incluir en su perfil links directos a su tienda en línea o a su sitio web.

Si tienes dudas sobre cómo registrarte, visita la página oficial del Buen Fin 

Es uno de los principales periodos de venta del año

Noviembre se convirtió en uno de los principales periodos de venta para las empresas, casi a la par de periodos tan relevantes como la época decembrina. 

En primer lugar, porque los consumidores saben que cada año se realiza El Buen Fin, por lo que planean sus compras con antelación. De acuerdo con un estudio del Gabinete de Comunicación Estratégica, en 2018, el 31.6% de los mexicanos planearon gastar más cinco mil pesos durante esta iniciativa.

En segundo lugar, porque es un periodo con alzas en el bolsillo de los mexicanos. De acuerdo con la Confederación Patronal Mexicana (Coparmex), cada vez más empresarios adelantan parte de los aguinaldos con la intención de apoyar a los comercios e incentivar el consumo. 

Es la oportunidad de llegar a personas listas para comprar

Para las PYMES, es un gran reto convertir a los usuarios en compradores. Es lo que se conoce como el embudo de la conversión: muchos te conocen e incluso interactúan con tu marca en redes sociales, pero pocos han comprado. 

Fuente: AB Tasty

El Buen Fin es una oportunidad de convencer a los usuarios que ya tienen la espinita de comprarte. Ver las ofertas y los descuentos funciona como el empujón que necesitaban para comprar. 

De acuerdo con el Gabinete de Comunicación Estratégica, los descuentos son la razón principal por la que aumenta la intención de compra. El 78.7% de los entrevistados se inclina por esto; 17.7%, por los pagos a meses sin intereses, y 3.6%, por ambas cosas.

En otras palabras, a diferencia de otras épocas del año, en El Buen Fin aumenta el deseo de comprar. Es tal el impacto en los mexicanos que en 2018 se registraron ventas por 112 mil 400 mdp, y este año se estima que se superen esta cifra en un 5%, de acuerdo con Concanaco Servytur. 

Beneficia a la empresa a corto y mediano plazo

Los beneficios van más allá de solo un fin de semana. 

A corto plazo, El Buen Fin sirve para aumentar ventas, darle salida al inventario en riesgo de quedarse y aumentar el awareness de productos nuevos. También sirve como reflexión para entender qué funciona y qué no. Por ejemplo, preguntarse por qué un producto se vendió más que el otro a pesar de tener el mismo descuento. 

A largo plazo, sirve para posicionar la marca entre los consumidores, asegurar a un cliente frecuente si tuvieron una buena experiencia y conseguir referencias de los usuarios que quedaron contentos.

Ganas más de lo que inviertes

En especial las PYMEs, se tiene miedo de que invertir en publicidad o campañas para aumentar la comunicación de la marca genere pérdidas. Es decir, que se termine gastando más de lo que se genere en ventas. 

Sin embargo, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Agencia de Publicidad (AMAP), es un miedo infundado. Al contrario, por cada peso que se invierte en comunicación se generan $11 pesos en el PIB y $15 pesos en consumo. Además, se estima que los casos de éxito significan un crecimiento en ventas del 15% al 22 % tanto en volumen como en valor (precio).

Deja un comentario