5 errores en el marketing de contenidos y cómo evitarlos

En las primeras dos partes de nuestro set sobre marketing de contenidos te hablamos de qué es, su importancia y cómo implementarlo para tu negocio.

Revisa aquí el post Qué es el marketing de contenidos y Cómo implementarlo en tu negocio

Para los que ya siguieron esos pasos, hoy les dejamos cinco errores que deben evitar en su estrategia. 

Olvidar los contenidos anteriores y no darles una segunda vida

La ventaja del marketing de contenidos es que las publicaciones son duraderas. A diferencia de una publicación pagada, donde la promoción solo vive cierto tiempo, el contenido valioso perdura

Tomemos el ejemplo de un dentista que publicó en su blog sobre el blanqueamiento dental, sus mitos y sus beneficios. Siempre que haya alguien buscando sobre blanqueamientos dentales porque tiene dudas o porque tiene la intención de realizarse uno, ese contenido seguirá vigente. 

Sin embargo, para lograr que su periodo de vida sea largo, debes ser proactivo. No basta con promocionarlos una sola vez. En vez de olvidarlos en la lista de contenidos pasados, revívelos  y dales una segunda vida. 

Presta atención a la coyuntura y revisa si alguno de tus contenidos anteriores empatan con la situación. Por ejemplo, si una agencia de viajes creó un contenido sobre cierta playa, y meses después esa playa fue elegida para un evento especial (es decir, vuelve a estar en la mira), la agencia debe aprovechar este momento y promocionar nuevamente su contenido. El repunte del tema hará que el contenido reviva. 

Otra opción esa aplicar cambios ligeros. Por ejemplo, añadir ejemplos o acontecimientos que se generaron después de la primera publicación. 

No utilizar la analítica de datos

En el mundo digital, cada movimiento del usuario en tu sitio web o tus redes sociales queda registrado. Checa estas mediciones para determinar el rendimiento de cada publicación y realizar un reporte que te permita visualizarlo. 

Por ejemplo: 

  • ¿Cuál fue el contenido que más audiencia tuvo?
  • ¿Cuál generó más tiempo de permanencia? 
  • ¿Qué red social generó más clics a la publicación? 
  • ¿Qué enlaces recibieron más clics? 

Los datos deben convertirse en una guía para tus acciones en el marketing de contenidos. Esto te ayudará para decidir estratégica y racionalmente tu parrilla de contenidos, tu estilo de redacción, tus estrategias de promoción en redes sociales, etc.

Si tienes dudas sobre cómo revisar estas mediciones, checa nuestro post sobre cómo usar Google Analytics

Ignorar la retroalimentación de los usuarios

Relacionado al punto anterior: en el marketing de contenidos, evita tomar decisiones tomando en cuenta solo tu punto de vista. Lo mejor es prestar atención a las reacciones e interacciones de los usuarios con tus contenidos y con tu marca en general. Eso te ayudará a identificar cuáles son los temas que les interesa, sus dudas frecuentes y sus opiniones. 

Algunas preguntas que te ayudarán: 

  • ¿Cuál fue el contenido con mayor número de comentarios o reacciones en redes sociales? 
  • ¿Hubo algún contenido que generó reacciones negativas? 
  • Cuando un usuario etiqueta a otro en alguno de tus contenidos, ¿qué conversación se genera? ¿Es positiva o negativa? ¿Hubo algún comentario interesante? 
  • En general, ¿hay alguna conversación sobre tu marca, competencia o producto? 

Hacer una promoción insuficiente de los contenidos

En el marketing de contenidos, la mayor parte del esfuerzo debe concentrarse en la promoción más que en la creación. De nada sirve generar infinidad de información si ninguna tiene el impacto que debería.

En este sentido, busca promocionar tus contenidos en todos los canales de comunicación a tu disposición: newsletter, boletín interno de la empresa, Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest o cualquier otra red social donde tengas presencia. Incluso puedes contactar a periodistas que hablen sobre tu tema.

En el caso de las redes sociales, recuerda que publicar una sola vez puede ser insuficiente. Por ejemplo, en el caso de Twitter, se recomienda publicar diferentes tweets sobre un mismo contenido. Es decir, diferentes redacciones o enfoques pero que dirijan al mismo link. 

Te recomendamos nuestros posts sobre cómo usar Twitter para tu negocio y sobre los errores más comunes y cómo evitarlos

No interactuar con otros usuarios

Recuerda que se debe trabajar para que la vida de tus contenidos sea larga y con impacto. Interactuar con otros usuarios al momento de promocionar tu contenido es una manera de lograrlo. 

Interactuar con otros usuarios se divide en dos enfoques: 

  • De manera interna: Genera una conversación con los que ya son tus seguidores. Pide opiniones. Haz preguntas. Reacciona a sus comentarios. Agradece sus recomendaciones. 
  • De manera externa: Se trata de iniciar un canal de comunicación con usuarios que aún no te conocen. Por ejemplo, si mencionas a algún experto en tu contenido, etiquétalo en la publicación. Servirá para que ubiquen tu contenido e incluso para que te sigan.

Deja un comentario