S.M.A.R.T: la metodología que te llevará a cumplir tus objetivos

En muchas ocasiones, los emprendedores tienen excelentes ideas para llevar a cabo; sin embargo, por falta de organización y de metodología, estas propuestas quedan como simples intenciones y nunca se materializan en un plan real. Bien dice el refrán: “Del dicho al hecho hay un gran trecho”.

¿Te ha pasado? Para evitar que tus proyectos queden al aire y logres que se conviertan en realidad, hoy te hablamos de S.M.A.R.T., una metodología que le dará claridad a tus objetivos y, en consecuencia, te llevará a tener proyectos exitosos.

Los indicadores: claves para el éxito de un proyecto 

Peter Drucker, consultor y profesor de negocios, decía que lo que no puede ser medido no puede ser manejado. Es decir, si no eres capaz de “aterrizar” tus ideas en algo concreto y medible, no podrás llevarlo a cabo. 

Los indicadores son tu forma de traer el proyecto a la realidad. Son las herramientas para evaluar el desempeño de un proyecto o de una área del proyecto. Son una forma de “desmenuzar” el plan general en pasos pequeños para ordenarlos y valuarlos continuamente. 

También conocidos como KPI, por su acrónimo en inglés Key Performance Indicators, son una forma de traducir las ideas en aspectos concretos, medibles y cuantificables. 

It’s not about ideas, it’s about making ideas happen

Qué es S.M.A.R.T

S.M.A.R.T es una perspectiva creada en 1981 por George T. Doran, consultor y ex director de planificación corporativa de Washington Water Power Company. 

Doran publicó un artículo titulado «Hay un forma SMART (“inteligente” en inglés) de establecer las metas y objetivos de la administración «. En el documento, presenta cinco características que deben tener los indicadores de un plan para que cumplan su función de evaluar el desempeño de un proyecto. 

S.M.A.R.T, por tanto, es un acrónimo de las cinco características descritas por Doran: Specific, Measurable, Achivable, Relevant y Time-Bound. 

En español: específicos, medibles, realistas, relevantes y con plazos de tiempo determinados. 

Cómo implementar S.M.A.R.T

Al realizar tu plan de trabajo, establece indicadores que cumplan con las siguientes características: 

S – Specific 

Sé concreto en lo que quieras lograr. Tu indicador debe responder a todas estas preguntas: 

  • Quién: ¿Qué miembros del equipo necesitan participar para llevar a cabo el plan de acción?
  • Qué: ¿Qué quiero exactamente? 
  • Cuándo: ¿Cuánto tiempo tengo para lograrlo? ¿Cada cuándo lo evaluaré?
  • Dónde: Esta pregunta no aplica en todos los casos. Aplica cuando, por ejemplo, un negocio quiere abrir una sucursal nueva, quiere expandirse a otro país, etc. 
  • Cuál: ¿Hay algún obstáculo que dificultará tu plan? ¿Hay algún reto que debas arreglar antes de empezar? 
  • Por qué: ¿Cuál es la razón del objetivo? ¿Qué ganas si lo alcanzas? ¿En qué te ayuda?

M – Measurable 

¿Qué métricas usarás para determinar si tu objetivo se está cumpliendo? 

Necesitas que tu meta sea tangible para poder medir el progreso. Si se trata de un proyecto que tarda solo unos meses en completarse, establece tareas específicas. En cambio, si se trata de una empresa o un proyecto a largo plazo, establece las métricas por trimestres. 

A – Achievable

El objetivo tiene que ser alcanzable, por tanto, debe ser realista a tus capacidades, tus recursos financieros del momento, tu tiempo disponible, etc. 

Debe ser una meta que tenga un balance: que sea lo suficientemente alta para que te motive y te impulse, pero lo suficientemente realista para que no la consideres imposible y te desanime.  

R – Relevant

Imaginemos que una empresa quiere aumentar sus ventas en línea a través de su aplicación móvil. ¿Tendría sentido que sus indicadores se centren en cuántos Likes y seguidores tiene en Instagram? ¿O tiene más sentido que vayan relacionados con agilizar los tiempos de carga de la App, acelerar el tiempo de respuesta del carrito de compra en la App, etc.?

Esta característica se refiere a si verdaderamente es una métrica en relación con tu situación actual y con tu plan general.

T – Time-Bound

Establece una fecha límite para todos los entregables del proyecto. Los límites tienen que crear una sensación de urgencia para que te pongas manos a la obra, pero tampoco deben caer en el exceso. Si las deadlines son poco realistas, las personas no podrán seguirle el ritmo, se acumularán las tareas y se convertirá en un desastre. 

Deja un comentario