Cómo mantener la motivación de trabajar en épocas navideñas

En la época decembrina, es difícil mantenerse motivado cuando las fiestas están al mil por hora. Nuestra mente está más en las posadas y regalos que en los pendientes del trabajo. 

Pero aunque nuestro cuerpo tenga un pie fuera de la oficina, las responsabilidades son las responsabilidades, y no podemos descuidarlas. Para eso, te reunimos cinco consejos que te ayudarán a concentrarte en el trabajo: 

Tómalo como una oportunidad para atender pendientes

Por vacaciones y feriados oficiales, el ritmo de trabajo desacelera durante fin de año. Esto hace aún más difícil mantener la motivación porque pareciera que el reloj avanza más lento y porque no recibes respuesta de los demás al tiempo que te gustaría. 

En vez de verlo como una desventaja, tómalo como una oportunidad. Reúne todos los pendientes que dejaste de lado por falta de tiempo durante tus picos de trabajo. Es decir, aquellas tareas que por atender lo urgente durante los meses acelerados dejaste olvidadas. 

Puede ser ordenar tu lugar de trabajo, borrar archivos inservibles de tu computadora, ordenar la documentación importante de tu negocio o hacer una evaluación anual de todas las áreas. 

Además de que tacharás varios pendientes de la lista, te ayudará a mantener tu ritmo de trabajo. 

Trabaja desde otros lugares

En especial cuando eres emprendedor, es difícil seguir trabajando cuando en tus redes sociales solo ves a los demás en fiestas de sus empresas, vacaciones y demás diversiones. 

Para aliviar un poco este sentimiento de FOMO (Fear of Missing Out), ¡sal de tu oficina! Explora otros lugares. Ve a ese café por el que siempre pasas y no podías pasar. Trabaja cerca de ese museo que tiene ganas de ir para lanzarte una vez que termines los pendientes. 

Salirte de las cuatro paredes que normalmente vez le dará un twist a tu trabajo y te motivará a seguir. 

Si te es imposible ir a otro lugar, intenta con pequeños cambios en tu rutina diaria. Por ejemplo, si cada día te tomas un café, durante estas fiestas intenta un té de manzana con canela, un ponche o cualquier otro sabor que te recuerde a navidad. 

Recuerda por qué estás haciendo esto

Uno de los enemigos de la motivación es la irritación. Si ves a tu emprendimiento como un castigo o un impedimento para disfrutar las fiestas navideñas  —en vez de verlo como un proyecto propio que te beneficiará a largo plazo—, solo harás tus pendientes de mala gana y ni siquiera avanzarás en ellos por hacerlos “al aventón”. 

Para evitar esta situación, recuérdate a ti mismo por qué haces lo que haces. Ten una reflexión contigo sobre por qué emprendiste, por qué te gusta, qué aportas a los demás, qué has aprendido, qué proyectos vienen a futuro. 

Tener claros tus objetivos y el lado bueno de tu trabajo te motivará a dar ese último jalón del año. 

Crea actividades con tus compañeros de trabajo 

Arma un intercambio, una posada navideña, una comida de fin de año, un Secret Santa… cualquier actividad que te distraiga por un momento de tu rutina. 

Esto es como cuando corres: si te das un descanso, vuelves a la carrera con más energía. Si te das este descanso mental, tu cerebro se “reiniciará” y volverá con todo a terminar los pendientes laborales. 

Con este paso, “matas dos pájaros de un tiro”. Además de aumentar tu productividad, también te ayudará a unirte con tus compañeros de equipo.

Inspírate con nuevas ideas en nuestro post 5 actividades de team building para unir a tu equipo.  

Aplica la técnica Pomodoro 

Esta técnica se trata de administrar el tiempo en lapsos de 25 minutos de trabajo con cinco minutos de descanso después de cada uno. De esta manera, el cerebro solo debe enfocarse por periodos cortos para evitar “sobrecalentarse”. 

Al trabajar bajo reloj, mantienes a tu mente motivada a cumplir la meta. 

Conoce más sobre esta técnica en nuestro post Pomodoro: la técnica que mejora la productividad y la concentración. 

Descansa

No dejes que el trabajo se convierta en tu vida; el descanso, tus amigos, tu familia.. también son parte de ella. Para ser un emprendedor exitoso, no es necesario pegarse a la computadora 24/7 incluso en plena cena navideña; de igual manera, necesitas relajar tu cuerpo y mente para mantenerlos en forma. 

Descansa no solo en lo laboral; también date unos días para ti mismo. En vez de ir a esa fiesta (que ni siquiera tenías ganas de ir), quédate en tu casa, prepara unos snacks, ve una película, lee el libro que dejaste olvidado… lo que sea que te permita darte un descanso. 

Deja un comentario