Cómo elegir al influencer correcto para tu marca

Los influencers son poderosos aliados para los negocios. Gracias a que tienen gran audiencia y a que su público confía en ellos, una recomendación de parte suya puede atraer clientes nuevos a tu tienda. 

Conoce más en nuestro post Influencer marketing: qué es y cómo funciona. 

El influencer marketing tiene gran potencial siempre y cuando sepas elegir al adecuado. No se trata de cerrar acuerdos con cualquier personalidad de Internet; debe ser una decisión estratégica y analítica. 

Para elegir a tu perfect match, te dejamos los cinco pasos que debes seguir antes de contratarlo: 

Determina tu presupuesto

¿Cuánto dinero tienes disponible? Este el punto más importante. De aquí se desprende todo. 

  • Si no cuentas con presupuesto en absoluto, puedes ofrecer mención por mención; es decir, que ellos mencionen tu cuenta, y tú, la de ellos. En este tipo de acuerdos, elige a personas con una cantidad de seguidores similares a la tuya para que se sienta justo el trato. 
  • Si solo cuentas con los productos de tu negocio, elige a influencers que hayas visto que puedan necesitarlo. Por ejemplo, si uno acaba de tener un bebé, y tú vendes productos de maternidad, ¡mándale un kit! Apreciará el detalle y probablemente lo comparta en sus redes sociales. 

En este tipo de intercambio, lo mejor es contactar a micro influencers, personas con alrededor de 10 mil seguidores, ya que es más probable que lo comparta. Puedes intentarlo con personas con millones de seguidores, pero es una situación “todo o nada”: o lo comparte y accedes a toda su audiencia, o no lo hace y tu inversión se queda sin retorno. 

  • Si ya cuentas con presupuesto, puedes llegar a acuerdos más amplios. Contratar una publicación en Instagram, un video completo en YouTube, etc. La cantidad de contenido y sus costos dependerá de cada influencer

Mapea a influencers con tu misma agenda

La agenda se refiere al tema del que hablan: ¿Su contenido es sobre maquillaje? ¿Productos de cuidado personal? ¿Deportes? ¿Nutrición? ¿Vida ecofriendly? ¿Moda y lifestyle?

Bren Vita: ejemplo de influencer fitness

Para que la promoción de tu producto sea creíble, elige un influencer que vaya en línea con lo que tú predicas. Si tu negocio es sobre ropa deportiva, un influencer fitness va más acorde que uno dedicado a temas de finanzas, por ejemplo.

Entiende su contenido

Dentro de las personas con la misma agenda, hay diferentes personalidades y contenidos.

Por ejemplo, aunque estas dos influencers sean beauty bloggers, sus contenidos son muy distintos. La primera utiliza más productos económicos; la segunda, más de alta gama. Una hace maquillajes más marcados; la segunda, más naturales. 

Para decidir cuál va con tu negocio, pregúntate a quién verías usando tu marca. 

Esta pregunta solo la podrás contestar con un seguimiento profundo del influencer. Date tiempo para revisar sus videos, sus fotos, sus historias en Instagram. Cómo es, qué hace en su día a día, cómo se expresa, cuáles son los productos que compra, etc. 

Estudia sus métricas

No te quedes con el número de seguidores; también toma en cuenta el radio de interacción que genera entre su audiencia. 

Si sube un contenido, ¿la gente le da Like, comenta o comparte? Entre más alta la tasa de engagement mayor posibilidad de que tu contenido promocionado tenga impacto con su audiencia. 

Phlanx es una herramienta digital que calcula esta métrica con solo escribir el nombre del usuario que quieres analizar. También te indica cuáles son los porcentajes promedio para que identifiques si el influencer está por debajo o por arriba de lo normal. 

Contacta para conocer su disponibilidad

En especial los influencers más consolidados, viajan constantemente fuera del país o de su estado natal. Comunícate con el influencer o con su agencia representante para saber si al momento de tu campaña, estarán disponibles. 

Por otro lado, hazlo para saber si tiene otros contratos que podrían causar conflictos de intereses. Es decir, si están trabajando con tu competencia directa, o si tienen alguna restricción personal sobre anunciar ciertos productos.

Deja un comentario