Las 5 claves para una campaña fundraising exitosa

Las campañas de recaudación de fondos son la herramienta para que los emprendedores sociales tengan el suficiente capital para continuar con sus proyectos. A través de eventos, actividades, alianzas con empresas o champions, entre otras tácticas, las campañas de fundraising captan los recursos necesarios para las organizaciones sin fines de lucro. 

La definición puede sonar sencilla, pero la ejecución conlleva mucha planeación, estrategia y habilidad. Es por eso que te reunimos cinco pasos a tomar en cuenta para tener una campaña de fundraising exitosa. 

Establece objetivos claros

Tienes que tomar en cuenta dos tipos de objetivos: los recursos y la audiencia. 

En cuanto a los recursos, recuerda que no necesariamente se trata de conseguir dinero. A veces, la organización necesita de otro tipo de bienes como alimentos, medicinas, juguetes, ropa, publicidad, entre otros. ¿Qué necesitas tú? ¿Es para un proyecto en específico? ¿Cuáles recursos ya tienes, cuáles puedes conseguir de otra manera? ¿De cuáles puedes prescindir y de cuáles no? 

Con esto en mente, determinas tu objetivo de audiencia. Por ejemplo, si más que dinero, necesitas medios de transporte, tu objetivo serán empresas transportistas. Si necesitas una suma considerable de dinero, más que público en general, necesitas de empresas o iniciativas privadas que tengan el sustento para tener esa cantidad de dinero. 

Elige el formato según tus recursos 

Existen diferentes formas de realizar una campaña fundraising: captación cara a cara, captación en línea, venta de productos, eventos, alianzas con empresas o champions

Entérate en qué consiste cada opción aquí

Cuál es la mejor opción dependerá solo de ti. Analiza tus ideas de forma realista; determina sus costos como la organización de eventos especiales, la nómina del personal que necesitarás para ejecutarlo, los costos de producción si decides vender productos… 

Es decir, estima los costos para determinar 1) si tienes el dinero suficiente para hacer esta inversión. 2) Si la opción te hará gastar demasiado de tu presupuesto; la recomendación general es no rebasar el 35 % de tus ingresos mensuales. 

Haz una causa que le llegue a la gente

Las personas somos racionales, pero también, emocionales. ¿Sabías que los tweets que provocan algún sentimiento como tristeza, alegría o enojo son los que más Likes o RT generan? 

Algo similar pasa con las campañas de recaudación de fondos. Las personas solo  reaccionan si provocas en ellos un sentimiento. Si la causa por la que estás luchando les cobra sentido y les mueve a tal grado de comprometerse. 

Para eso necesitas del Storytelling: la capacidad de contar historias. En este caso, la capacidad de “bajar” los datos duros, las especificaciones técnicas y los detalles de tu proyecto social a un plano entendible. Transformar tu plan de acción en un relato que mueva los sentimientos de las personas. 

Comunica, comunica, comunica

Las campañas de recaudación de fondos son una relación a largo plazo. Necesitas trabajar  la relación con tus donadores poco a poco y constantemente. 

Por ejemplo, empieza con una campaña de expectativa en todas tus redes sociales. Con meses de anticipación a tu evento o a tu deadline de recaudación, da los primeros detalles de tu campaña; empieza a “sentar piso” a tu causa, al porqué de tu proyecto. 

Te recomendamos comunicar de una manera visual para atraer la atención de los usuarios. Un estudio realizado por Google encontró que el 57 % de las personas que miran el video de una organización sin fines de lucro hacen una donación. El video logra una combinación ganadora entre imágenes y sonidos que intensifica las emociones del espectador, que da “vida” a la causa y que refuerza el mensaje de donar. 

Dale seguimiento a tus donadores

La campaña de fundraising no acaba con la donación. Tienes que seguir en contacto con esas personas que dieron recursos e incluso a las que solo mostraron interés pero no se convirtieron en donantes. 

Como ya mencionamos: la relación con tus donadores se construye todos los días; debe convertirse en una relación a largo plazo para que confíen en ti y, en consecuencia, te aporten recursos. 

Intenta mandando cartas personificadas de agradecimiento a cada donador. O bien, pasados los meses de tu proyecto en acción, manda estatus; así tendrán la confianza del buen uso que se le dio a sus recursos.

Deja un comentario