Tips para hacer networking como un experto

El networking es el proceso de relacionarse con los demás con fines empresariales, para expandir y robustecer tu negocio. 

Si para cualquier persona es una actividad importante, lo es aún más para un emprendedor. Un emprendedor necesita crearse paso por sí solo; por tanto, una interacción de networking puede ser la ventana para cerrar un nuevo trato, tener un nuevo cliente, aliarse con mejores proveedores, etc. 

Para la próxima vez que tengas un evento con alto potencial de conocer gente valiosa para tu negocio, te dejamos estos tips: 

Investiga previamente el evento

Recuerda que la primera impresión vale mucho. Bastan solo siete segundos para que una persona forme una opinión de ti. Por tanto, no arruines tu primer momento llegando tarde al evento o con un código de vestimenta distinto al establecido. Antes del día, investiga el lugar, la hora, cómo llegar, cúanto tiempo te tomará y cómo será la dinámica. 

Además de investigar la logística, revisa qué tipo de personas asistirán. De qué rama o industria son. A qué se dedican. Si hay una lista de invitados abierta, revísala antes del evento para identificar posibles aliados para concentrarse en ellos. 

Ten objetivos específicos

Si acudes a la fiesta de una empresa, a una presentación del libro, conferencia o a cualquier evento, ¿qué quieres lograr exactamente? 

Si no tienes un objetivo claro, si solo vas “a ver qué pasa”, en lo personal te servirá como experiencia y diversión, pero en lo profesional puede convertirse en una pérdida de tiempo. Es como ir al supermercado sin una lista de productos para comprar. Puede que en tu camino encuentres lo que buscabas, pero, al no tenerlo claro, puede que no y solo se convierta en una ida sin sentido. 

Ten en claro qué quieres: conocer a alguien en específico, información sobre algún proyecto, visibilizar tu negocio o iniciativa… 

Lleva a un amigo

Los eventos públicos pueden ser intimidantes. Tantas personas. Tan poco tiempo para conocer gente. Grupos de amigos ya formados donde no sabes cómo integrarte.  

Si eres tímido, ir con un amigo puede ayudarte a enfrentar esta situación. Al sentirte acompañado, perderás el miedo, y al desenvolverte con alguien de confianza, mostrarás una faceta más cómoda de ti aun cuando todavía no conozcas a las demás personas. 

¡Cuidado! Este consejo puede ser de doble filo. Algunos pueden caer en la zona de confort y pasar todo el tiempo con su acompañante y, en consecuencia, no interactúan con nadie más durante el evento. 

No dejes que tu amigo se convierta en tu puerto seguro. Aprovecha su compañía para darte confianza y comodidad, pero impúlsate a ti mismo a salir de tu zona de confort e interactuar con otras personas. 

Deja fuera tu faceta de vendedor

No te intentes vender en el evento; en su lugar, interactúa como amigo y persona. “¿Por qué me pides que deje de vender si voy a un evento de networking a promocionar mi negocio?”, te preguntarás. 

Pareciera un consejo contradictorio. Pero concentrarse en las interacciones en vez de las ventas te ayudará más. Nadie quiere sentirse como cuando un vendedor de piso se le acerca a quererle vender una tarjeta de crédito. Nadie quiere sentarse a leer documentos de finanzas en medio de una fiesta o comida. 

Al concentrarse en las interacciones, la gente querrá seguir hablando contigo y, con el tiempo, saldrá el tema del negocio.

No te concentres solo en los “tiburones” del lugar 

Si en el evento al que asistirás habrá personas de alto nivel —algún CEO, director, personaje famoso—, es fácil caer en el error de solo buscarlos a ellos.

Si se presenta la oportunidad, claro que la debes aprovechar. Pero no te limites. Mucho menos los persigas con insistencia o te pierdas de otras interacciones tratando de encontrar una oportunidad con ellos. 

Las interacciones con otras personas, aun cuando sean menos populares que los tiburones del lugar, también son valiosas. 

Establece un segundo contacto ASAP

Recuerda que el networking no es el fin, sino el medio. El objetivo es obtener un beneficio para ambas partes a través de esa relación. 

Por tanto, una vez que estableciste contacto con alguien, da seguimiento. Manda un mensaje recordando quién eres. Sigue las redes sociales de su empresa. Acuerden una junta. 

Intenta hacerlo al día siguiente de la primera vez que se conocieron. Si esperas más tiempo, corres el riesgo de que la relación se “enfríe”. 

Deja un comentario