Qué es un Vision Board y cómo te ayudará a tener éxito en tu vida

¿Has imaginado escenarios perfectos en tu cabeza antes de dormir? ¿Al empezar a hablar del futuro de tu negocio, inmediatamente tu mente crea imágenes de cómo esperas que sea? ¿Te imaginas 

Seguramente lo has hecho. Y es que como seres humanos, constantemente usamos la visualización como instrumento creativo e incluso sanador. 

La visualización también puede usarse como herramienta productiva para cumplir tus objetivos. Ver plasmado nuestro futuro ideal nos da claridad de qué pasos seguir y nos da un recordatorio al cual apegarnos para seguir adelante aun en los momentos difíciles. 

Hoy te contamos de una herramienta de visualización: Vision Board, y cómo te ayudará a conseguir éxito en tu vida. 

Qué es un Vision Board

La visualización es una característica inherente al ser humano. Todos los días a cualquier hora nos imaginamos escenarios que nos gustarían que fueran o que hubieran sido. 

Sin embargo, la visualización consiente es una herramienta proveniente del budismo tibetano y consiste en utilizar la imaginación para crear lo que se desea en la vida. 

El vision board parte de este pensamiento. También conocido como mapa de visión o tablero de objetivos, se trata de un documento en el que plasmas tus sueños y metas personales o profesionales para enfocar tu motivación hacia ellos. 

Ya sea en digital o físico, juntas elementos visuales que representen tus planes a futuro: fotografías, recortes de revistas, quotes inspiradoras, mantras,etc. Todo lo que te sirva para visualizar qué quieres en tu vida. 

Por qué funciona

La imaginación es una herramienta poderosa. Nuestra mente puede influir en nuestras acciones o alterar las sensaciones en el cuerpo con solo imaginar. 

Por ejemplo, incluso puede ayudar a pacientes con dolores crónicos. De acuerdo con el Dr. Andrew Block, psicólogo clínico en Texas Back Institute, centrar tu atención a otra parte de tu cuerpo que no te duela reduce la sensación en la fuente de su dolor. 

Asimismo, la visualización es tan poderosa que aun imaginando escenarios imposibles funciona. Por ejemplo, Block aplica la técnica de disociación en sus pacientes. Esta técnica de dolor crónico implica separar mentalmente la parte dolorosa del cuerpo del resto del cuerpo. Por ejemplo, imaginar que tu espalda baja, tu fuente de dolor, está sentada en una silla al otro lado de la habitación y dile que permanezca sentada allí, lejos de tu mente.

Cómo crear un Vision Board

  • Decide tus objetivos

Pareciera un paso fácil, pero es el que te llevará más tiempo y reflexión. En ocasiones, ni siquiera sabemos qué queremos; vamos por la vida en modalidad automática sin plantearnos a dónde vamos. 

En este paso, detente y platica contigo mismo. ¿Qué deseas? Puede ser desde objetivos profesionales para tu emprendimiento hasta personales como mejor salud mental, mejores hábitos de salud, mejorar ciertas actitudes, etc. 

Te recomendamos elegir objetivos a corto plazo. De esta manera, serán realistas y más detallados. Si te planteas metas extremas, te tomará más tiempo y corres el riesgo de perder la motivación. 

  • Desarrolla una imagen o idea clara del objetivo

Transforma tu objetivo en una imagen concreta. Es decir, imagínate esa situación ideal tal como la deseas. Incluye tantos detalles como puedas; esto te ayudará a que el poder de visualización sea más fuerte. 

¿Cómo ilustrar un objetivo intangible? ¿Cómo se ve, por ejemplo, el autoestima, la autoconfianza, el éxito profesional…? No te desgastes en eso; no necesita ser perfecto. Solo necesitas algo que con solo verlo te remita a esa sensación o situación que quisieras en tu vida. 

  • Recurre a él constantemente. 

Aquí hay dos maneras de lograrlo: 1) Colocarlo en un espacio físico que veas frecuentemente. Por ejemplo, en tu oficina o tu recámara. De este modo, se convertirá en una recordatorio constante en tu vida 2) Evocarlo con la imaginación. En especial en aquellos momentos de crisis, talachas o cansancios, ayúdate de este recordatorio emocional para impulsarte. 

  • ¡Chíngale, darling! 

La visualización de tus objetivos es solo el primer paso. Hacerlo realidad dependerá de tus acciones. No hay de otra, darling. Para cumplir nuestras metas, no hay soluciones mágicas ni atajos para lograrlo de un día para otro. Aquí solo hay un camino: el de chingarle.

Deja un comentario