Cómo constituir una asociación civil en México: Parte 2

Como mencionamos en la primera parte de este set de artículos, si tienes una Organización de la Sociedad Civil, constituirla legalmente es un paso esencial para aumentar tus alianzas y oportunidades. 

La asociación civil es la figura legal que más comúnmente adoptan este tipo de organizaciones, por lo que –con información de la organización Alternativas y Capacidades— te resumimos los pasos que debes seguir para constituir una. 

Si no has leído la primera parte, da clic aquí antes de continuar con este artículo. 

Establece los órganos de gobierno

El órgano de gobierno es como el jefe de familia en la asociación: es el que da la cara ante todo que pase en esa organización. Es decir, sus miembros son los representantes legales ante cualquier situación, sin importar si estuvieron involucrados directamente o no. 

Hay diferentes formas de conformar un órgano de gobierno; todo depende de la organización. Pueden integrarlo los socios, los asociados voluntarios, o los socios y un consejo de miembros honorarios. Aquí puedes ver las diferencias entre cada una. 

Sea cual sea la forma que elijas, todas necesitan de una mesa directiva; es decir, un órgano encargado de administrar a la asociación. Por lo regular, está conformado por dos figuras:

  • Presidente. Generalmente, son el representante social o mediático de la organización ante la sociedad. Además de esta función, también coordinan las tareas diarias de la organización o son la conexión entre los socios y el personal operativo. 
  • Secretario. Por lo general, son los encargados de dar seguimiento a los acuerdos tomados en las asambleas de la asociación, de mantener informados a los miembros de la organización y de mantener los documentos en orden. 

Elige a tu representante legal 

También es un paso esencial. Esta persona será la autorizada para hacer trámites, acuerdos o actividades a nombre de la organización. Por ejemplo, será el que tenga el poder de abrir una cuenta bancaria o firmar contratos bajo el nombre de la asociación. \

Por tanto, así como con el órgano de gobierno, piensa bien a quién quieres con esta gran responsabilidad. 

Realiza el trámite legal 

Todos los pasos anteriores se pensaron para este momento: crear el acta constitutiva. Imagina este documento como el acta de nacimiento de tu asociación. Solo con este documento eres reconocido ante el Estado. Es con esta acta con la que podrás abrir cuentas de banco, obtener el RFC, firmar contratos y registrar a tu organización como donataria autorizada, entre otras.

Esta acta es la recapitulación de todos los estatutos que ya pensaste gracias a los pasos anteriores: aquí se reúne tu objeto social, el representante legal, cómo se conforman los órganos de gobierno, sus facultades, derechos y obligaciones, etc.

Este documento es uno legal; no es cualquier hoja de papel. Por tanto, necesitarás de un notario público que redacte y de legalidad. 

Regístrate en el INDESOL 

El Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) cuenta con el Registro Federal de las Organizaciones de la Sociedad Civil, una especie de directorio de todas las asociaciones en México. 

Formar parte de él ayudará a que las personas conozcan tu organización y qué realizas en ella. Además, al inscribirte obtendrás tu Clave Única de Inscripción (Cluni), con la cual podrás concursar para acceder a apoyos y estímulos federales. 

Cumple con tus asambleas

Al formar una asociación civil adquieres derechos y oportunidades, pero también,  responsabilidades. 

Entre ellas está la de tener asambleas periódicas. Una especie de reuniones legales que se usan para tomar decisiones de la organización. Por ejemplo, modificaciones a los estatutos, de las personas asociadas, informes financieros, rendición de cuentas

de sus miembros, etc. Como mínimo debes realizar una asamblea al año para que la organización se mantenga vigente.

Cumple con tus obligaciones fiscales

Además de responsabilidades internas, también debes cumplir con las legales y fiscales. Por ejemplo, anualmente debes presentar un informe de actividades en el portal de corresponsabilidad.gob.mx. 

Si tu organización recibe fondos públicos, deberás presentar los reportes y comprobantes correspondientes. También deberás prepararte ya que tu organización estará sujeta a posibles auditorías por parte de la dependencia que te entregó los recursos, de la Secretaría de la Función Pública, o de la Auditoría Superior de la Federación.

Si recibe donativos de privados, también deberás presentar comprobantes fiscales y comprobantes de en qué lo gastaste.

Hasta aquí una visión general de qué necesitas para constituir una asociación civil en México.

Para más detalles, te recomendamos el libro Construyendo tu organización en 16 pasos. Manual de constitución legal de asociaciones civiles, escrito por Patricia Carrillo Collard, Gisela Robles Aguilar, Mónica Tapia Álvarez y Andrea Tapia Álvarez.

Deja un comentario