Emprendedores mexicanos salvando el agua del mundo

No hay nada más valioso que el agua. Es el elemento que nos mantiene vivos a todos: a las plantas, animales y por supuesto, a nosotros como seres humanos. 

Lamentablemente, es un recurso cada vez más escaso. Por la contaminación, su extracción desmedida y el aumento de la población, estamos en una crisis mundial, donde si seguimos a este ritmo, llegaremos al Día Cero: el día en que nos quedemos sin este vital líquido. 

Hoy te reunimos a cinco emprendedores sociales mexicanos que están combatiendo esta crisis. Gracias a sus proyectos, hoy tenemos la esperanza de que se pueden hacer las cosas diferentes y mejores.

Rubén Ramos

Un 10 % de los mexicanos no tienen acceso a agua potable: no tienen para saciar su sed, para su higiene personal ni para los servicios de saneamiento. Con este problema en mente, Ruben Ramos, Director de Innovación y Desarrollo de Uniaqua Tech, descubrió una forma para purificar el agua por medio de una burbuja. 

“Iba caminando por el parque cuando pasé al lado de un niño jugando con burbujas. Una de ellas me truena cerca de la cara y al tocar donde se estrelló me doy cuenta que no hay agua. ¿Qué pasó con el agua? Me di cuenta que la burbuja, con sus malla de moléculas, funciona como un filtro natural de agua” 

Tras 20 años de trabajar esta idea, creó Bubble Tech, un sistema de purificación donde al romperse la burbuja, se mueve y rompe la velocidad del sonido para liberar la energía que ayuda a separar los contaminantes. 

Conoce más: 

Shirley Kimberly Enríquez

Esta estudiante de Ingeniería en Energía y Desarrollo Sustentable desarrolló Noptec, una cápsula hecha a base de nopal que puede purificar un litro de agua por cápsula.

Como emprendedora social, Enríquez logró unir la ciencia con las causas sociales: utiliza un compuesto de cactus llamado mucílago. Separa la epidermis del nopal, escalda el cladodio con una cocina solar, filtra la materia sobrante, la coloca en baño maría y finalmente se realiza la precipitación y secado del mucílago para triturarlo y colocarlo en cápsulas.

Fermin Reygadas

En 2006, en Baja California Sur, Fermín se dio cuenta de la baja calidad de vida que sufren comunidades rurales de México por la falta de acceso a agua segura y por la falta de condiciones básicas de higiene y saneamiento. 

Con esta motivación creó Cántaro Azul, una organización civil sin fines de lucro que trabaja directamente con comunidades en situación de vulnerabilidad para solucionar su problema de agua. 

El equipo de Cántaro Azul evalúa las necesidades de las familias y propone diferentes soluciones. Por ejemplo, sistemas a nivel hogar, kioscos comunitarios de agua segura o sistemas centralizados de agua segura, fuentes de agua superficiales, subterráneas o sistemas de captación de agua de lluvia, etc. 

Hoy, gracias a su trabajo, más de 60.000 mil personas personas ya cuentan con acceso a soluciones de agua segura para consumo humano.

Conoce más: 

Enrique Lomnitz

Por un lado, tenemos a más de 250 mil personas en  la Ciudad de México sin acceso a una red de agua potable. Por el otro, tenemos temporadas de lluvia donde el agua simplemente cae sin ser aprovechada. 

Como ingeniero y emprendedor social, a Enrique unió ambos temas y creó un sistema que capta la lluvia y la convierte en agua potable.

A diez años del fundar Isla Urbana, ha transformado la vida de más de 34 mil personas. Y pronto vendrán más beneficiarios: “Vienen proyectos muy grandes y emocionantes con el gobierno de la Ciudad de México. Instalaremos por lo menos 100 mil sistemas”, afirma Lomnitz. 

Conoce más sobre Enrique e Isla Urbana en nuestra entrevista exclusiva

Conoce más:

Mauricio Bonilla

Las peleas por el agua dejaron de ser un tema de ciencia ficción. Por su escasez, ya hay ciudades del norte de México en crisis por no tener suficiente agua para todos. 

Tras vivir en carne propia esta experiencia, Mauricio Bonilla y sus co fundadores crearon Innovaqua, una empresa de soluciones a la crisis del agua. Entre sus producto está NUBE, una máquina que imita el funcionamiento de una nube natural. Es decir, a través de proceso de condensación produce agua y es capaz de producir hasta 30 litros al día, en su versión doméstica.

Conoce más: 

Deja un comentario